Inicio Cine El Joker, el mayor agente del caos

El Joker, el mayor agente del caos

3500
Compartir

Con la noticia de que Jared Leto encarnará al Joker en ‘Escuadrón Suicida’, Cinemascomics repasa el origen y trayectoria del supervillano en los cómics y en el cine

Ya hay nuevo Joker. Como anunció Warner Bros., el camaleónico Jared Leto, ganador del Óscar, se pondrá en la piel del mayor enemigo de Batman. Leto formará parte del reparto de la película basada en los supervillanos de DC Comics ‘Escuadrón Suicida’ (‘Suicide Squad’) con la dirección de David Ayer. Junto a él estarán Will Smith como Deadshot, Tom Hardy como Rick Flagg, Margot Robbie como Harley Quinn, Jai Courtney como Boomerang y Cara Delevingne como Enchantress. Jared Leto se sumará así a los grandes actores que han recreado al personaje más complejo del universo de Batman.

Instaura una pequeña anarquía, altera el orden establecido y todo se convierte en caos. Soy un agente del caos. ¿Y sabes qué tiene el caos? Que es justo“. Así se define el Joker en la imprescindible ‘El caballero oscuro’ (2008) de Cristopher Nolan: un agente del caos, mientras que Batman es el agente que tiene que instaurar el orden. De hecho, los malvados en los cómics tienen un objetivo como conquistar una ciudad, destruir la humanidad, ser los más ricos del mundo, poseer más y más… pero este no es el caso del Joker. “Hay personas que simplemente quieren ver cómo el mundo arde“, dice acertadamente el mayordomo de Bruce Wayne, Alfred Pennyworth, en ‘El caballero oscuro’.

Fotograma de 'The man who laughs'
Fotograma de ‘The man who laughs’

¿Cuál es el origen del Joker? El personaje está inspirado en la vieja película muda ‘The Man Who Laughs’ del año 1928, dirigida por el director alemán Paul Leni y basada en una novela de Victor Hugo. Una simple mirada al personaje principal interpretado por Conrad Veidt deja clara la influencia en la creación del eterno enemigo de Batman. El primer actor en ponerse en la piel del Joker fue César Romero en la mítica serie de los 60 y de una película que se hizo en 1966 sobre las aventuras de Batman.

Las primeras apariciones en viñetas del personaje fueron en 1940. Dan Didio, destacado responsable de DC Comics, señala que “el Joker es un personaje que representa la anarquía total, la aleatoriedad del delito. Y el hecho de que Bruce Wayne perdiera a sus padres en un delito aleatorio hace que intente poner orden en medio del caos“. Está clara la motivación que llevó a Bruce Wayne a ponerse en la piel de Batman, pero ¿cómo fue creado el Joker? Para responder a esta pregunta hay que ir a la destacada obra ‘La broma asesina’ (1988) con guion de Alan Moore y dibujo de Brian Bolland. Un cómic reeditado por ECC Ediciones.

Moore presenta a un comediante fracasado y desesperado por conseguir dinero para su mujer embarazada y tener una vida más confortable. Capaz de cualquier cosa, el personaje forma parte de un plan que consiste en cometer un robo en una planta química. La operación acaba saliendo mal y el pobre y triste comediante termina entre las aguas contaminadas. Un instante más y Batman le habría podido salvar. Al salir del agua vemos una nueva persona con una sonrisa fantasmagórica. Ha nacido el Joker.

A pesar de ello, en el cómic, él mismo bromea sobre sus orígenes cuando le dice a Batman: “Pero a ti, ¿qué te hizo ser lo que eres? ¿La mafia mató a tu novia, tal vez? ¿A tu hermano se lo cargó un ladronzuelo? Algo así, seguro. Algo así… Algo así me ocurrió a mí, ¿sabes? No… no estoy completamente seguro de qué fue. A veces lo recuerdo de una forma, a veces de otra… Pero si he de tener un pasado, prefiero tener varios entre los que elegir. ¡Ja Ja Ja! Pero a lo que iba… me volví loco. ¡Cuando me di cuenta de que el mundo era una horrible broma de mal gusto, me volví más loco que una cabra! ¡Lo admito!”.

El gran Jack Nicholson interpretó al Joker
El gran Jack Nicholson interpretó al Joker

Esta es la idea que también aparece en ‘Batman’ (1989), filme de Tim Burton con un magnífico Joker interpretado por Jack Nicholson. Burton retoma la idea de un hombre, en este caso un delincuente llamado Jack Napier, que después de caer en un depósito de ácido se convierte en Joker. Batman en este caso también estuvo a punto de evitar que cayera. “Yo te hice a ti, pero tú me hiciste primero”, le recuerda.

Burton y los guionistas Sam Hamm y Warren Skaaren fueron más allá y presentaron a Jack Napier como el asesino de los padres de Bruce Wayne. “¿Has bailado alguna vez con el diablo a la luz de la luna?” es la pregunta que hace antes de asesinar. La película fue todo un éxito y la interpretación de Nicholson dejó en segundo término la de Michael Keaton como Batman.

El Joker interpretado en cambio por Ledger y dirigido por Christopher Nolan no deja claro cuál es su origen, como tampoco el de las terribles cicatrices que tiene en la cara. En un momento cuenta que se las hizo su padre (“¿Por qué estás tan serio?“) y en otro que se las hizo él mismo. En ‘El caballero oscuro’, Nolan hizo énfasis en la psicología del Joker y en los intentos de Batman para poder conocerlo.

Vemos a un Joker enloquecido, desquiciante, violento, cínico y muy natural en sus acciones, incluso con mucho humor negro. En cualquier caso, Ledger demostró con su interpretación, desgraciadamente una de las últimas antes de morir, que era posible estar a la altura del Joker de Nicholson e, incluso, para algunos llegar a superarlo.

 Un interesante cómic para adentrarse en el mundo del Joker es el que publicó a inicios de 2014 ECC Ediciones: ‘Joker’, con guion de Brian Azzarello y el espectacular dibujo de Lee Bermejo. La historia se sitúa en el momento de la salida del gran bufón de Arkham. En el cómic, Joker se muestra como un personaje sanguinario, vengativo, rencoroso y con una apariencia muy similar al Joker que encarnó Heath Ledger. La historia está narrada desde el punto de vista de Jonny Frost, quien quiere abrirse camino en el mundo del crimen. Tras su mirada se puede apreciar la locura que existe alrededor del Joker, quien es capaz de asesinar a unos ancianos que dormían en su casa o ponerse una pistola en la boca con intención de suicidarse, disparar y que no haya balas.
Portada del cómic 'Joker', de Brian Azzarello y Lee Bermejo
Portada del cómic ‘Joker’, de Brian Azzarello y Lee Bermejo

Su objetivo es recuperar eso que era suyo antes de entrar en el psiquiátrico: el trono en el mundo de la delincuencia. Para ello se enfrenta al Pingüino y a Dos Caras, dejando muchas muertes a su alrededor. Sin embargo, no actúa por dinero ni por reputación. “¿Sabes que soy yo? Un perro que persigue coches. No sabría qué hacer si atrapara uno. Actúo“. Las palabras del Joker en ‘El caballero oscuro’ toman más sentido que nunca en el cómic de Azzarello.

ECC Ediciones publicó también el recomendable y oscuro cómic de Batman titulado ‘La muerte de la familia’ en el que el Joker vuelve a Gotham después que le sacaran la cara. “(…) Has estudiado el ojo humano –piensa Batman–. Existen seis movimientos oculares que revelan motivaciones, y después 15 variaciones de cada uno de ellos. Con cualquier otro de tus adversarios… incluso los más grandes criminales… las pupilas se contraen o se dilatan según las emociones (…) Pero las suyas no. Sus pupilas están igual, pequeños puntos negros, los ojos de alguien que lo odia todo, que odia a todo el mundo. Ojos que no permiten el paso de la luz, que ven a través de la oscuridad, que se clavan en ti, cada pupila como una pequeña perla negra fija en el espacio. Ojos que te dicen que es más que un hombre, ojos que dicen que sabe quién eres. No… tú sabes lo que es. Es solo un hombre que cayó en un depósito de residuos químicos. Es solo un hombre…“.

Este cómic con guion de James Tynion IV, John Layman y Scott Snyder y el dibujo de Greg Capullo, Jason Fabok y Jock es un gran homenaje a los orígenes del Joker y a su relación con Batman. De hecho, el Joker va recorriendo a lo largo del cómic los lugares históricos donde se ha enfrentado al superhéroe. ECC Ediciones ha publicado otros cómics donde el criminal ha tenido un papel destacado como el clásico e imprescindible ‘El regreso del caballero oscuro’ (1986), de Frank Miller, o ‘Batman R.I.P.’ (2008), de Grant Morrison.

Batman y el Joker, orden y caos. ¿Se complementan? “Tú no puedes vivir sin mí”, dice el Joker en su última escena de ‘El caballero oscuro’. “Esto es lo que ocurre cuando una gran fuerza choca contra un objeto inamovible, eres realmente incorruptible. No me matarás por tu sensación de superioridad moral y yo no te mataré porque me divierto mucho contigo. Tú y yo estamos condenados a seguir así de por vida (…)”.

¿Conseguirá Jared Leto estar a la altura del personaje y de sus fantásticos predecesores? Lo averiguaremos en 2016.

Compartir
Pere Francesch Rom
Pere Francesch Rom. Nació en 1981. Viene de la comarca conocida como Baix Camp en Tarragona y es licenciado en Periodismo. Ha pasado por diferentes medios de comunicación como ‘El Correo’ (Bilbao), ‘Diario de Noticias’ de Álava y el ‘Diari’ de Tarragona. Actualmente trabaja en la sección de cultura de la Agència Catalana de Notícies (ACN). Colabora, además, en la revista ‘on line’ Muzikalia y en la de cine pantalla.cat. Creció muy enganchado a ‘Bola de Drac’ (‘Dragon Ball’), ‘Las Tortugas Ninja’, Astérix y a los cómics de Spiderman y Batman. Soñó con que algún día podría pilotar a Mazinger Z acompañado por unos locos Gremlins y luchando con los Cazafantasmas. Contrario a los prejuicios que aún hay sobre las novelas gráficas, tres cómics le marcarían profundamente: ‘Superman Hijo Rojo’, ‘V de Vendetta’ y ‘Watchmen’. En cine, a grandes rasgos, ‘El Padrino’, toda la filmografía de Tarantino y Hitchcock, ‘El Señor de los Anillos’, todo aquello con aroma a Festival de Sitges o las historias de cómics y superhéroes llevadas al cine destacando sobre todo ‘300’, el Batman de Nolan o ‘Capitán América: Soldado de Invierno’. Es adicto a las series, sus preferidas: ‘Lost’, ‘Los Soprano’, ‘Breaking Bad’, ‘Juego de tronos’, ‘True Detective’ o ‘American Horror Story’. Amante de estas dos artes, cine y cómic, porque ambas tienen esa capacidad de llevarte a aquel lugar imaginativo y soñador del que difícilmente se puede volver.