Inicio Cómics

El Club de los supervivientes. Los slasher de los 80 siguen vivos, ¡y muerden!

No puedes evitar temer al coco, pero, ¿vivirías con él? ECC nos trae El Club de los supervivientes, una serie de terror que podrían firmar Carpenter, Craven, Hooper o Cunningham, preparaos, ¡el lado oscuro de los 80 ha regresado!

Monstruos debajo de la cama, dentro del armario, asesinos con mascaras y sueños que pueden matarte, muchos crecimos con esos terrores, y sobrevivimos. Sangre, vísceras y gritos, asesinatos, masacres y videojuegos. Lo que cualquier fan del terror pueda querer, eso, es unirse al Club de los supervivientes que ECC ediciones pública en España.

El Club de los supervivientes

Papa, hay algo haciendo ruido en el ático

Todo empezó en 1987, seis niños se vieron involucradas en sucesos inexplicables, en todos los casos el final llego tras un gran número de muertes. Y ahora, una nota anónima quiere reunirlos para poder desentrañar su misterio. Algunos acudirán, otros ignoraran la llamada, pero esas situaciones que vivieron en su infancia, los han marcado, y han guiado sus vidas. Es hora de enfrentarse a sus temores, compartir sus secretos, arreglar lo roto, y quizás, solo quizás, ganar esta batalla que lleva tanto tiempo posponiéndose.

Nos encontramos ante una miniserie que pertenece sin ningún genero de duda al terror, al slasher más ochentero, al del enemigo implacable que parece imposible de vencer, que tiene algo sobrenatural en sus mochila de herramientas, y al puñado de personas normales. Traumatizadas, cuyos mayores miedos se revelan en el peor momento. Lauren Beukes y Dale Halvorsen no buscan la originalidad en el origen de la historia, ni siquiera su planteamiento es nuevo, pero saben usar esa atracción por lo macabro y oscuro que tienen todo aficionado al terror, y que el resto, no admiten, pero aunque sea en pequeñas cantidades, poseen. Beukes es novelista y se nota en el cuidado por el desarrollo , Halvorsen atenúa mucho el tono literario, y entre ambos crean una atmósfera desasosegante que envuelve a los personajes y sus monstruos.

No puedo dormir, o me atrapará

Si, cada uno de los protagonistas tiene su monstruo, y su método de matar, pero no siempre es el asesino, y desde luego, ninguno está falto de razones para acabar con el mayor numero de personas que puede. Porque si algo tiene una buena película slasher, es un alto recuento de cadáveres. Y en este caso hay muchos, los pasados, los presentes, y la gran cantidad de ellos que de seguro van a aparecer.

Noticia relacionada
MARVEL COMICS anuncia un nuevo reboot de DEADPOOL

Ryan Kelly se olvida de piruetas artísticas para dibujar una historia directa, sin términos medios. No hay demasiados grises, o todo esta iluminado o todo habita en las sombras. Cuenta con soltura un relato que mezcla realidad y las peores pesadillas que puedas recordar, y lo hace siendo creíble. Una casa encantada que no tiene fin, es una casa como otra, solo que tiene innumerables habitaciones, pasillos, y se ha olvidado de algo tan importante como es responder a las leyes de la física, y así con cada una de las pesadillas, resueltas con sencillez y maña, porque, nadie quiere ver a Jason Vorhees comportarse como Superman, queremos que de machetazos y ande pesadamente, a una velocidad anormalmente reducida, y que aun así alcance al campista.

Noticia relacionada
Venom 2 contará con un personaje clave para su segunda película

Machete, garras, cuchillas o mordiscos, todo mata

Los tópicos del género son los que son, y funcionan cuando saben usarse. Y en este caso los autores saben hacerlo. Giros y sorpresas que saltan a la cara del lector, asesinatos macabros, personajes tridimensionales con vida propia, seres extraños con metas extrañas, y una historia compleja, pero simple, sencilla en su desarrollo, porque, si lo cuentas bien, no necesitaras que pase algo en cada viñeta.

Y por si hiciera falta alguna razón más, Bill Sienkiewick es el autor de cada una de las portadas de los números americanos, ECC Ediciones sabe del valor del artista, y cada una de ellas brilla en su tomo antes de cada capitulo. Una por una son increíblemente potentes y explica en una sola plancha el sentimiento de la serie y su personajes. Un genio, no hay mucho más que decir.

El Club de los supervivientes es una historia de terror, y de superación, porque ante todo gran miedo solo hay dos formas de actuar, luchando, o cediendo, y para que una historia sea interesante el protagonista tiene que pelear, o por lo menos alguno de ellos. Y eso no significa que sea un héroe, solo que no quiere morir, que es, un superviviente.

Noticia relacionada
MARVEL | Reseña de 'Asgardianos de la Galaxia: La Armada del Infinito'

INFORMACIÓN PROPORCIONADA POR LA EDITORIAL

El club de los supervivientes. La casa encantada, la muñeca diabólica, el videojuego maldito, el vecino monstruoso, el fantasma vengativo, el amigo imaginario asesino… en 1987, una oleada de horrores golpeó seis comunidades por todo el mundo. Seis niños traumatizados sobrevivieron a aquellos acontecimientos y crecieron atormentados por lo que los ocurrió.

Casi 30 años después, los seis supervivientes se reúnen en Los Ángeles para enfrentarse a una terrorífica pesadilla de infancia que ha regresado, revelando sus traumas y sacando a la luz sus secretos oscuros. De algún modo, están todos conectados. Pero cuando choquen los horrores personales, se verán obligados a enfrentarse a los demonios de los demás.

Y descubrirán que seguir vivos fue solo el principio.

La galardonada novelista Lauren Beukes y el coguionista Dale Halvorsen se unen al dibujante Ryan Kelly en un viaje sangriento de autodescubrimiento en El club de los supervivientes, una nueva y aterradora visión del horror en un mundo ineludiblemente interconectado.</p>

EDICIÓN ORIGINAL: Survivor’s Club núms. 1-9 USA || FECHA PUBLICACIÓN: Agosto de 2019 || GUIÓN: Dale Halvorsen, Lauren Beukes || DIBUJO: Iñaki Miranda, Ryan Kelly || FORMATO: Cartoné, 224 págs. A color.

a la venta en milcomics

 

Reseña Panorama
El Club de los Supervivientes
Artículo anteriorLa conversación más extraña entre Batman y su hijo Damian
Artículo siguienteYoung Justice 2. Lo haremos a nuestra manera, o no lo haremos
José Carlos Royo
Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote.Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo.Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para que este de verdad vivo.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of