Inicio Cómics ‘El Club de la Lucha’ continuará en cómic

‘El Club de la Lucha’ continuará en cómic

911

La novela de Chuck Palaniuhk, El club de la lucha, verá su segunda parte publicada por Dark Horse con el arte de Cameron Stewart. El novelista afirmaba que existía la posibilidad de una continuación en la Comic Con de Nueva York hace un año y finalmente la secuela llegará en formato comic-book a partir de mayo de 2015, y lo hará en forma de una mini serie de 10 entregas, por lo que podremos disfrutar de la prolongación en viñetas de esta obra que rompió moldes tanto en novela como en su adaptación cinematográfica.

Palahniuk confirmaba la noticia en la San Diego Comic-Con 2014, pero fue en Nueva York donde el autor afirmó que trabajaba en una continuación. “Metí la pata y dije que estaba haciendo la secuela frente a 1.500 frikis con teléfonos”, dice Palahniuk. “De repente, había un gran revuelo en torno a mis palabras.”

Fight Club 2 tiene lugar en un futuro alternativo surgido del final de la primera novela y nos transportará una década después del final del libro original, donde el protagonista está casado con la misma problemática Marla Singer y tiene un hijo de 9 años de edad, de nombre Junior, al que ha tratado como su padre hizo con él, fallándole y creando la misma desilusión que el narrador demostraba antes de la aparición de Tyler Durden.

Al mismo tiempo, dice Palahniuk, los lectores tendrán una idea de los verdaderos orígenes de Tyler. “Tyler es algo que tal vez ha existido durante siglos y no es sólo una aberración que le vino a la mente.”

Palahniuk contará de nuevo con la mayor parte de los personajes del primer libro que siguen vivos, así como la organización del Proyecto Mayhem, que mantiene sus influencia en el narrador, incluso salvan a su hijo cuando la vida del joven está en peligro. Durante años el autor consideraba terminada la obra en su mente. Pero comenzó a pensar en revisitar este universo en Oregón, durante la Cómic Con de Portland.

El libro original fue “una diatriba en contra de tales padres – todo lo que había pensado que mi padre no había hecho combinado con todo lo que mis compañeros se quejaban acerca de sus padres”. Dice Palahniuk. “Ahora, me encuentro a mí mismo con la edad que mi padre tenía cuando yo le estaba destrozando y me dieron ganas de volver a visitar todo desde la perspectiva del padre y ver si las cosas eran mejores y por qué se repite así “. Según el autor está visitando una nueva crisis de edad, aquella en la que ya has llegado a lo que se supone que se desea y no se es feliz, ese punto en el que se ha reprimido esa parte salvaje y creativa, a Tyler.

Para el dibujante Cameron Stewart el Club de la Lucha 2 es especial para los que son como él, los que vieron primero la película, “es un comentario de meta-ficción sobre la respuesta cultural al club de la lucha, ya que es una secuela.” Y en lugar de abrazar el realismo, su estilo para la serie tiende hacia la “dibujos animados” porque era “más apropiado para la densidad de la historia y para algunos de sus momentos cómicos más absurdos”.

“Se trata de volver atrás y reclamar esa fase de su vida, y descubrir que es sólo un patético fracaso”, dice Palahniuk. “Él (el narrador) ya no es esa persona. Pero más allá de eso, esta lo que ha crecido la organización (Proyecto Mayhem), algo que nació en su ausencia y que la lleva a de nuevo a ella”.

Artículo anteriorEl cráneo rojo y El mandarín podrían regresar a la gran pantalla
Artículo siguienteLogo oficial de la película de cine Warcraft
José Carlos Royo
Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote. Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo. Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para que este de verdad vivo.