Inicio Cómics El Círculo, superpoderes europeos

El Círculo, superpoderes europeos

Compartir

Los superhéroes no son comunes en la BD francesa, pero de vez en cuando aparecen historias sobre superpoderes que tienen por lo menos un aire heroico.

Más cercano a los ‘Scanners’ de Cronenberg que a los Vengadores, Andoryss y Nesskain nos presentan en ‘El círculo’ una obra de misterio, ambición y superpoderes.

El circuloEntre la multitud se esconden personas anónimas nacidas con poderes. Algunas asumen su don, otras prefieren ocultarlo. La mayoría intenta tener una vida normal. Todos ellos se apoyan mutuamente. Ellos forman ‘El Círculo’ . La historia comienza cuando Adam, uno de ellos, es encontrado con una bala en la cabeza. Todo apunta que ha sido un suicidio. Sin embargo Pia, una de sus parientes, no piensa lo mismo.

Esta es la pequeña sinopsis de los tres tomos que compuso la obra en Francia, y que ha aterrizado en España en un único volumen integral. Un misterio que resolver y un asesino que revelar. La base de toda buena novela de detectives, pero en este caso la historia es mucho más que eso. Andoryss tiene su valor mas importante en sus personajes, tanto en los centrales como Pia y Nicolas como los secundarios, y el más importante para toda la historia, el villano. Toda la trama empieza y termina con las relaciones entre ellos, que impulsan la narración con sus personalidades totalmente dispares. La evolución de Pia o la aceptación de Nicolas son evidentes tras cada capitulo y los cambios en todos los personajes sean principales o secundarios no dejan de ocurrir.

Es como una buena novela negra, son los pensamientos y los sentimientos de los protagonistas los que importan, ello marca todo lo que sucede en las viñetas. No diré que sea una narración fácil, ya que los conceptos de los poderes, y como funciona el mundo especial de los sobrenatural tiene su miga. Pero esa dificultad añade mas leña para estos caóticos espíritus. Quizás su mayor inconveniente sea que cada vez que hay una explicación o un discurso sobre las habilidades de alguien o como se han usado se empacha de texto al lector.

La historia no es simple y desde luego los poderes aderezan todo lo que ocurre con un tono propio, esa desconfianza de los propios por sus capacidades, y a la vez el impulso de defenderlos porque son los únicos que entienden a los personajes. Los poderes son originales, no hablamos de telequinéticos o telepatas, nada tan común, sinestésicos y caminantes de sueños son lo que aparecen en las paginas de ‘El Circulo’. Hacen la obra singular, pero también añaden dificultad la forma de contar y desde luego es un desafío para el escritor, que tiene que resolver todo teniendo en cuenta unas habilidades cuanto menos extrañas, y a veces inútiles.

El dibujo de ‘El Círculo’ es uno de sus mayores desafíos, ya que las capacidades de sus protagonistas en su mayoría no se pueden visualizar como los de los cómics de superhéroes, en el caso de Nicolas es un mundo completamente diferente donde los colores lo son todo. Por eso Neskkain sorprende con un trazo serio, en el que las sombras abundan en las calles, buena parte de la historia es oscura porque el mundo de los personajes es así, confuso y medio desconocido, con un camino sin iluminación que recorrer.

Notable trabajo en la caracterización y en las tan difíciles escenas de combate con unas habilidades que no son visuales. Y el mundo del circulo, ese lugar psicodelico y surrealista, planteado con sencillez, luminoso porque esos poderes dan lugar a nuevos mundos sin limite, y oscuro porque las fronteras asustan, es desde luego un gran acierto por parte del ilustrador.

En conclusión, ‘El Círculo’ resulta un cómic atractivo, intrigante y que engancha.

Se deja leer pero hay que esforzarse un poco por esas zonas que ya he comentado que se vuelven densas, y en ocasiones un poco ininteligibles. Una obra europea diferente de la que suele llegar hasta nuestro país, suele ser casi siempre histórica o de Far West, y desde luego recomendable dentro del gran catalogo que llega a nuestras librerías cada poco tiempo.

a la venta en milcomics


Reseña Panorama
El Circulo, superpoderes europeos
Compartir
José Carlos Royo

Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote.

Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo.

Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para
que este de verdad vivo.