El Batman que ríe 6. El futuro de Gotham en manos del murciélago - Cinemascomics.com El Batman que ríe 6. El futuro de Gotham en manos del murciélago - Cinemascomics.com
Cómics

El Batman que ríe 6. El futuro de Gotham en manos del murciélago

El Batman que ríe nº 6

el batman que rie n 6

Quien ríe el último, el sistema que defiende Gotham está en peligro, y el hombre murciélago está a un paso de caer en lo que creó al Batman que ríe, ¿vencerá la locura al caballero oscuro?

Ya no es solo una ciudad lo que se juega Batman, su cordura, a los que ama, y sobre todo, dejar que una bestia construya un mundo oscuro sobre el que ha defendido toda su vida, están entre las apuestas. El Batman que ríe no tiene nada que perder, el hombre murciélago se enfrenta a sí mismo, y si alguien sabe hasta dónde puede llegar es él, y le aterra.

Planes dentro de planes se extienden poco a poco, no solo la Gotham que se ve está en peligro, sus centros de poder en las sombras, empiezan a ser atacados por el Batman que ríe, empezando por el centro del mal, Arkham, y continuando por los amos de la ciudad, el Tribunal de los Búhos, nadie está a salvo de las maquinaciones de este oscuro monstruo nacido de un mundo erróneo borrado para que el universo sobreviviera.

Pero Bruce Wayne no permitirá que ocurra, aunque deje su cordura en la tarea. Y eso no pueden permitirlo ni James Gordon, ni Alfred, las personas que se han sacrificado múltiples veces por Batman, por su causa, por el hombre al que aman y conocen. Nada es lo que parece, pero los sentimientos de estos dos hombres pueden ser la guía para descubrir la verdad tras los planes de la versión oscura del caballero oscuro.

Dark Nights The Batman Who Laughs

Scott Snyder funciona mejor en distancias cortas, con sagas cerradas que no tienden a descontrolarse como ocurrió en varias ocasiones en la serie regular de Batman. Y así lo demuestra con una trama estructurada en la que la multitud de giros despista al lector para que se sienta como el mismo Batman, para que cuando aparece el sentido, la luz pueda encontrar la misma locura que sufre el detective en el plan del Batman que ríe, y su retorcida forma de concebir el mundo. Peor más allá de esta narrativa, Snyder sigue expandiendo los tentáculos de su oscura creación junto con los apóstoles que le acompañan, convirtiéndolo en la pesadilla que nadie quiere tener, o mejor dicho, nadie quiere ser.

Si Snyder está en su salsa, Jock no puede gozar más, está desatado convirtiendo todos los ambientes en oscuridad y locura cuando los dos Batman se juntan en el espacio, que empapa de brea todas viñetas en las que la retorcida visión del murciélago aparece, deja su huella demostrando que quizás la locura del veneno del Joker, no se ha quedado en las palabras, y a lo mejor se ha introducido en las tintas del cómic.

Dos números para acabar la serie y el final ya no es una batalla por ver que encarnación es más poderosa, ni cual tiene razón, es para demostrar que todo lo que las versiones de Batman han rechazado, es lo que hace poderoso al hombre murciélago, que una guerra egoísta, o sin líneas rojas que la limiten, es solo una masacre cubierta por la bandera de la buenas intenciones.