Inicio Cómics El Astrolabio de Hielo. La búsqueda del tesoro en la ciudad eterna

El Astrolabio de Hielo. La búsqueda del tesoro en la ciudad eterna

1432

El Astrolabio de Hielo, cómic europeo, de manufactura italiana para ser mas concreto, que ofrece los elementos más clásicos del cómic continental, un planteamiento interesante con un escenario de marcada importancia histórica para alcanzar ese objetivo misteriosos que podría cambiar la forma de ver el mundo. Intrigas, romance, batallas y peleas a espada conducen hasta el ansiado premio.

Portada-El-Astrolabio-de-Hielo-cinemascomics
Portada ‘El Astrolabio de Hielo’

Cuando se habla de cómic europeo acabamos pensando en autores franceses y belgas, es normal la mayoría de la producción que alcanza nuestro país les pertenece, si no son los autores es la editorial madre. En este caso sólo se cumple una de las dos situaciones, ‘Editions Delcourt’ es la casa de ‘El Astrolabio de hielo’, pero los autores principales son italianos. Con guión del autor italiano Luca Blengino, dibujos del ilustrador Antonio Palma y color a cargo del francés Hubert, el sello español Yermo (que sigue un paso firme y de calidad en su plan editorial) nos trae en un solo volumen integral los dos álbumes originales de la obra: ‘Les Éphémérides perdues’ y ‘La danse de la sphère céleste‘.

La historia se desarrolla en la inmortal Roma pero comienza mas allá de sus fronteras, con una prostituta, un matemático en prisión y un soldado tuerto en el siglo XVI. Un libro, una clave para descubrir un objeto que cambiara la concepción del mundo, el Astrolabio de Hielo, un enigmático premio para esta carrera contrarreloj.

La situación histórica es siempre de vital importancia en este tipo de relatos y no puede elegirse una mas caótica que el asedio de Roma por las tropas de Carlos I de España y V de Alemania. Si señalo esto no es por que sea incorrecto en el álbum sino por que se le identifica como soberano de los alemanes y por lo tanto como primero de su linea, mientras que en nuestro país era el quinto, detalle que a la hora de traducirlo del francés no se aclara y se le denomina como primero únicamente. Dado el origen de la obra no me resulta extraño, pero podía haberse añadido la aclaración pertinente para los lectores que habitamos la piel de toro.

Dejando ese detalle aparte, nos encontramos ante una obra redonda. Blengino teje una aventura emocionante llena de personajes atrayentes, empezando por Basir, ese matemático prisionero tanto del Gran Soliman como de su propia mente que no deja de repasar y buscar soluciones a todo como si de un problema algorítmico se tratara. Fiamma, la prostituta que ama Roma y que se resiste a alejarse de ella mientras intenta abandonar una vida difícil que la está destrozando por dentro. La enigmática Cora ,hija del comerciante que ayuda al musulmán en su búsqueda que oculta mas de loque muestra. Y finalmente Rolf, el mercenario que vive para recibir ordenes y que la mala fortuna lanza dentro de una espiral de violencia.

Si todo el primer álbum nos coloca dentro de la aventura y nos identifica con los protagonistas el segundo es para mi poco espacio para lo que podría contarse. Las mas de cien paginas de la obra saben a poco y el final de la misma te deja con ganas de más, un ejemplo del buen trabajo del guionista italiano que nos ha llevado por una montaña rusa de situaciones con antagonistas crueles, macabros o simplemente trastornados. La Roma asediada y saqueada es el escenario perfecto para una búsqueda en la que los personajes no solo persiguen el objeto descrito en las ‘Efemérides’, libro que hace las veces de mapa del tesoro, también buscan su identidad en una ciudad decadente que tras su conquista no hace sino hundirse aun mas en la depravación. Lo mejor de estas obras es que todo el ambiente que las rodea es una lectura de la historia, y en ‘El astrolabio de hielo’ no falta la misma. La corrupción del papado, los tejemanejes del poder de reyes y nobles ya sean cristianos o musulmanes dejan su marca en la trama, aunque de forma ligera sin lastrarla ni retrasarla. El pincelazo justo, tal vez escaso cuando en la segunda parte se necesita mas espacio para la aventura.

Antonio Palma es debutante en nuestro país, y con seguridad volveremos a disfrutar su arte, y el ‘Astrolabio de hielo’ lo confirma como un autor a seguir. Con una gran obsesión por los rostros y los gestos, los ropajes y los claroscuros, el italiano presenta la historia con una claridad asombrosa y con maña a la hora de resolver las escenas de acción pequeñas y grandes. El italiano es un descubrimiento para mi muy grato y espero que su carrera se extienda mas allá del cómic histórico para descubrir hasta donde llega su capacidad. El color a cargo del francés Hubert matiza y refuerza las escenas de Palma, es capaz de aunar esfuerzos para que las escenas ganen fuerza, la noche no es solo oscura es ominosa y oculta peligros, la Roma de la época que retrata el italiano muestra su gloria y su suciedad apartes iguales y Hubert es capaz de fundir aun mas si cabe esa extraña mezcolanza de ciudad santa y a la vez urbe de pecado.

‘El Astrolabio de hielo’ es una de las obras que destacaría dentro del catalogo de Yermo Ediciones, que sigue con paso firme editando obras clásicas europeas no vistas en España y novedades de gran calidad, ya sean europeas o americanas. La única pega a esta obra, que considero redonda y mas que suficiente ejemplo del buen hacer de sus autores, es que su extensión obliga a perder detalle en ambientación histórica y se apresura en el tramo final, no pierde fuerza, pero podría haber ocupado mas paginas para deleite del lector.

José Carlos Royo
Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote.Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo.Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para que este de verdad vivo.