El asombroso Spider-man: El rastro de la araña - Reseñas de cómics El asombroso Spider-man: El rastro de la araña - Reseñas de cómics
Cómics

El asombroso Spider-man: El rastro de la araña

El asombro Spider-man: El rastro de la araña

Panini Comics publica en un volumen ‘El asombroso Spider-man: El rastro de la araña’ con guión de Marc Guggenheim

Portada El asombroso Spider-man: El rastro de la araña Me gustan los cómics donde no hay tregua para el superhéroe, donde, a pesar de que sabemos que al final siempre ganan los buenos, por lo menos se lo pongan un poco difícil. Eso es más habitual, creo, en el mundo de DC y más en concreto en el de Batman. Pero sorprendentemente también hay cómics de Spider-man en los que el superhéroe no está continuamente contando chistes y haciendo bromas, sino que realmente está en apuros. Los más evidentes, y mis preferidos, son ‘Spider-man. La leyenda del Caballero Arácnido, de la saga creada por Todd McFarlane en 1990 para Marvel seguido por el clásico, ‘La última cacería de Kraven’ de J.M. DeMatteis. Pero otro cómic en el que Spider-man se verá llevado hasta el extremo es ‘El asombroso Spider-man: El rastro de la araña’ con guión de Marc Guggenheim, editado recientemente en un único volumen por Panini Comics.

En el tomo ‘El rastro de la araña’, publicado entre 2008 y 2009 en Estados Unidos, se cierran tramas e incógnitas abiertas desde el cómic ‘Un nuevo día’. Y a Spider-man le pasa de todo en esta historia: palizas, persecución, insultos, derrotas,  escarnio público… “Disparado, golpeado, encarcelado… No sufría tanto desde Morlun… He sobrevivido a duras penas. No estoy seguro de esto. Los gatos tienen siete vidas, pero las arañas…”

viñeta El asombroso Spider-man: El rastro de la araña

Acompañado por Matt Murdock en una sala de juicios, Spider-man se declara no culpable. ¿Cómo llegó hasta allí? ‘El asombroso Spider-man: El rastro de la araña’ se encarga de responder a esa pregunta. Como aquellos clásicos cómics, éste también resuelve quien está detrás de la identidad del villano llamado Amenaza, quien recuerda bastante a El Duende Verde, uno de los grandes clásicos malvados del universo del Hombre Araña. A ello, se le une la otra trama de esta saga que son las elecciones a la alcaldía de Nueva York en los que Spider-man se ve involuntariamente afectado y el descubrimiento del misterio de quienes querían que la gente odiara al trepamuros.

Lo interesante de la historia es que nos habla de mala gestión policial, del eterno debate sobre si un justiciero que trabaja por su propio pie tiene que ser juzgado o puede ir impartiendo justicia libremente, sobre lo que es capaz alguien de hacer para conseguir afectar unos resultados electorales y sobre un Spider-man que aquí es falible y puede ser derrotado.

viñeta El asombroso Spider-man: El rastro de la araña

Uno de los alicientes de la historia son las ilustraciones de Romita Jr. en gran parte del volumen. De hecho, menos de cinco años después el dibujante dejó Marvel para unirse a DC Comics y todo apunta que éste estaría entre sus últimos trabajos para la editorial de los Vengadores. Romita Jr. es muy contundente en sus formas y como ya hizo en la saga ‘Kick Ass’, en este caso no se queda corto en los chorros de sangre que pierde Peter Parker ante los ataques continuados de sus enemigos.

a la venta en milcomics