fbpx Dune. La novela gráfica. Parte 1. El miedo es el enemigo de la mente.
Cómics

Dune. La novela gráfica. Parte 1. El miedo es el enemigo de la mente.

Dune la novela gráfica

La adaptación a cómic de Dune, la obra maestra de ciencia ficción de Frank Herbert llega a España, precediendo al estreno de la película de Denis Villeneuve sobre este universo, y dejando una obra nueva y sugerente.

En Dune, el Universo es ahora más pequeño gracias a los viajes espaciales, el hombre ha conquistado otros planetas, y han sufrido a manos de la tecnología, pero han sobrevivido, perdurado, se han impuesto. Todo gracias a su empeño, y a la melange, la especia. La droga que hace posible el viaje espacial, que dota de poderes a brujas y ordenadores humanos. Pero solo puede encontrarse en un lugar, Arrakis, Dune, el planeta desierto, el lugar más importante del Universo, el lugar donde Dios prueba a los creyentes.

La obra de Frank Herbert es una de las más influyentes en la ciencia ficción desde que se publicó allá en 1979. Una obra que aunaba space opera, ecología, religión y misticismo oriental en un relato de fantasía, donde guerreros proféticos, brujas, bestias, dragones subterráneos y malvados emperadores se entremezclaban con prohibiciones científicas, luchas de poder corporativo y eugenesia. La visión de Herbert ha llegado muy lejos, más de veinte novelas en total, tras sus seis obras iniciales, su hijo Brian Herbert ha continuado completando el universo de Dune, relatando el pasado, y cerrando el futuro que su padre pergeñó.

Las adaptaciones de una obra de culto

Con una adaptación cinematográfica en camino, su segunda incursión en la pantalla grandes tras la película de David Lynch, un clásico de culto, extraña, hipnótica, pero alejada de la obra original, una adaptación más fiel, pero sin alma en TV, y un proyecto que nunca vio la luz de Alejandro Jodorowski con una visión personal de la novela, el cómic era el medio natural para mutar, y mostrar el potencial de Arrakis, Dune, el mundo desierto.

Existe una novela gráfica de Marvel, pero adapta la película de Lynch, de forma increíble gracias a los lápices de un maravilloso Bill Sienkiewicz, pero al igual que la cinta, alejada de la obra original, a pesar de que recogían ambas el espíritu, la verdad es que algunas libertades creativas, muchas de parte de los productores, con Dino De Laurentis a la cabeza, trastocaron el objetivo real de Herbert en pos de un objetivo más comercial, crear una nueva Star Wars.

Esta nueva adaptación, busca la novela, la esencia pura de la historia.

No es extraño ya que los escritores de la misma son Brian Herbert y Kevin J. Anderson, el hijo del autor original, y un escritor de ciencia ficción prolífico y experimentado. Ambos, son los arquitectos de lo que ha continuado a la saga original de Frank Herbert, la han expandido, completado, y continuado. Así que su tratamiento de la obra original, está llena de rigor, detalle, y sobre todo cariño.

Esta primera entrega nos relata el complot que llevará a los Duques de atreides y a su hijo Paul a Arrakis, la prueba del poder del adolescente, la entrega de un pueblo que no sigue a los extranjeros, que creen en algo superior. Profecías, política, asesinatos, guerra, nada falta en esta primera parte de la obra, que nos presenta a Paul, a los mundos civilizados, y que nos conducirá a la barbarie que produce la ambición desmedida.

El dibujo de Dune la novela gráfica

En el terreno artístico nos encontramos a los españoles Raul Allen y Patricia Martín, que se aplican en mantener el tono de la historia original, con ambientes sobrios, con una tecnología sencilla y casi mecánica, siguiendo las enseñanzas de la biblia naranja y los preceptos de la Yihad Butleriana. Pero esa sencillez esconde un gran gusto por los planos descriptivos y el movimiento interno de las viñetas, que dota a los diálogos de dinamismo y vida. Los colores, tan importantes en la imagen, no existían en la novela, se describen, casi se olían, se vivían, y en el cómic se han cuidado para que continúe esa experiencia.

Dentro de lo que podría no agradar a los más fanáticos de la saga, es que explica un poquito más que el libro original, detalles para ambientar, que se hacen más necesarios porque la información visual necesita de más apoyos para construir ciertas secuencias que la escrita.

Dune: La novela gráfica es una gran adaptación que mantiene todo lo que la novela original contaba, y deja el mismo poso, con la exactitud necesaria, los autores son capaces de plantear en las páginas el extraño ritmo y el ambiente de la novela de Herbert, sin dejar atrás algo muy importante, un cómic vive de narrar, y el movimiento de las paginas es más rápido, por lo que las composiciones de página son muy importantes, y funcionan. Acelerando o ralentizando una narración que como lo hizo la obra original, atrapa por la gran cantidad de preguntas que nos hacemos al leerla.