Inicio Cómics Dos joyas del cómic ochentero sobre Batman y X-Men, ya a la...

Dos joyas del cómic ochentero sobre Batman y X-Men, ya a la venta

1552
Portada de 'Batman: La broma asesina'
Portada de ‘Batman: La broma asesina’

Este mes de octubre los amantes del cómic de superhéroes estamos de enhorabuena. Las dos principales editoriales del mundo del cómic, Marvel y ECC, lanzan sendas reediciones de dos clásicos, dos joyas ochenteras que marcaron un antes y un después. Nos referimos a Batman: La broma asesina y La Imposible Patrulla-X: Dios ama, el hombre mata.

‘Batman: La broma asesina’

Hay que agradecer al responsable que, a finales de 1986, decidió anular una obra conjunta de Moore y Bolland sobre Batman y el Juez Dredd. Estos decidieron entonces colaborar en otra idea que tenía el prolífico Moore y así, en marzo de 1988, se publicó la primera edición de esta obra. Sus autores son el excéntrico Alan Moore y el prodigioso portadista Brian Bolland. La historia nos sumerge en la relación, al más puro estilo de la extraña pareja, de Batman, el hombre murciélago, y del Joker, el genio del mal.

Moore nos intenta transmitir que posiblemente no haya tantas diferencias entre los dos. Cada uno de ellos sufrió un hecho en el pasado que lo marcó para siempre. En el caso de Bruce Wayne fue el asesinato de sus padres y en del Joker una serie de malas decisiones y mala suerte que hicieron que pasase de ser un aspirante a cómico a convertirse en el príncipe del crimen. Estos dos acontecimientos trastocaron la mente de los dos personajes y, mientras Batman se dedicó a combatir el crimen para así poder desahogarse de la rabia y del dolor que le consumía por dentro, el Joker enfocó su vida con su mente loca, retorcida y burlona. Siempre peleando y peleando, pero en el momento preciso, cuando uno tiene al otro a punto para acabar con su vida, algo sucede, algo les detiene…

Para Moore está muy claro, los dos se necesitan, se complementan. A Batman, a veces, le gustaría poder actuar con la crueldad y la locura del Joker, y a este, a veces, le gustaría volver a comprobar lo bien que se siente un ser humano al hacer el bien y ayudar a los demás. Los dos son incapaces de hacerlo, eso está claro, pero, aun así, Batman sigue empeñado en ayudar al Joker una y otra vez, ofreciéndole terapia y tratamiento para curar su perdida mente. Muchas cosas les unen, incluso esa broma asesina, ese último mal chiste que hace que los dos se carcajeen al anochecer.

Este reedición de la obra incluye un par de artículos, uno del dibujante Tim Sale y otro del propio Bolland, quien nos cuenta el desarrollo de la obra y algunos secretos que no queremos destripar aquí. También incluye bocetos originales cedidos por Bolland y hay que recordar que esta vez él mismo ha podido volver colorear por completo la obra, dándole al cómic la oscuridad que tenía originalmente planeada. Además la historia Un tipo inocente completa la edición. Fue escrita y dibujada por Bolland después de La broma asesina y en ella incluyó muchas ideas y escenas que no había podido hacer en la anterior obra. Y todo esto por el módico precio de 7,95 euros. Un buen precio para una obra excelente.

'La Imposible Patrulla-X: Dios ama, el hombre mata'
‘La Imposible Patrulla-X: Dios ama, el hombre mata’

‘La Imposible Patrulla-X: Dios ama, el hombre mata’

Considerada por muchos como la historia mejor escrita de La Patrulla-X, esta obra apareció en el año 1982. Sus autores son Chris “el Patriarca Mutante” Claremont en el guión, Brent Eric Anderson a los lápices y Steve Oliff en el color. A principio de los ochenta, y a pesar de no ser nada nuevo porque en Europa ya se publicaban novelas del Teniente Blueberry (por poner un ejemplo), empezaron a proliferar las novelas gráficas en Estados Unidos. Estas novelas intentaban tener un planteamiento más serio en las historias, con menos peleas entre superhéroes y más historia, drama y reflexión. A pesar de la baja calidad de alguna de ellas, otras surgieron con fuerza. Estos fueron los casos de La muerte del Capitan Marvel de Jim Starlin o Silver Surfer de Stan Lee y Moebius. Pero la joya de la corona fue Dios ama, el hombre mata.

Una historia sobre el racismo, la religión, la intolerancia y la manipulación de las masas. Y es que nuestros héroes no se enfrentan a un grupo de supervillanos malvados ni a una amenaza interplanetaria sino a un predicador, el reverendo Stryker y a su ejército privado, que consideran las mutaciones como algo diabólico, ya que no aparecen en la Biblia, y se dedican a matar a niños mutantes y, de paso, a sus padres. La Patrulla-X lucha contra los miedos del hombre de la calle, contra el pánico colectivo y el final es inesperado y esperanzador. Es decir, luchan contra un fanatismo que hoy día sigue existiendo. Y es que Claremont tenía muy claro que quería hacer una obra que se pudiera leer igual de bien en su momento que 20 o 30 años después. Está muy claro que logró su objetivo. A este sobresaliente guión se unió el dibujo realista de Brent Anderson. Y eso que en principio el dibujante elegido para la obra fue Neal Adams. De hecho, ya había mandado a la editorial las primeras seis páginas de la historia cuando un problema entre La Casa de las Ideas y el propio Adams hizo que este último abandonara el proyecto.

Esta reedición incluye una introducción y una larga entrevista con Claremont, otra con Anderson, un artículo sobre el abandono de Adams que incluye esas seis primeras páginas dibujadas por Neal (y que nos muestran lo diferente que podría hacer sido la obra), además de diferentes portadas alternativas. Todo por 12,00 euros.

En resumen, si no te has leído estas historias, si las leíste hace años y quieres rememorarlas; si ya las tienes pero quieres tener también esta nueva edición, no lo dudes y corre a tu tienda de cómics favorita. Dos grandes historias, acompañadas por dos buenos precios, te están esperando…

Nací en Zaragoza hace ya muchas lunas. Ávido lector de libros y cómics. Con estos últimos viví los mejores años de mi niñez y preadolescencia. Peleé en las Secret Wars, en las Crisis en tierras Infinitas y fui parte de las Legends; acompañé a Los Vengadores en mil y una misiones, cabalgué junto a Wonder Woman; peleé junto a Logan, Ororo, Scott y compañía; contemplé con tristeza La Masacre de los Mutantes; sentí las llamas del Inferno; mi corazón se quebró como el de Kitty Pride cuando Peter Rasputin se lo rompió en mil añicos; asistí a la aparición de La Liga de la Justicia Europea; luché junto a Batman en The Cult y reí en La Broma Asesina; me vengué junto al hombre de la mascara de Guy Fawkes en 'V de Vendetta'; observé como Surtur intentaba destruir La Tierra y Thor se lo impedía; odié con todas mis fuerzas a Bill Sienkiewicz por su trabajo en Los Nuevos Mutantes, aunque al final le cogí un poquito de cariño; me emborraché junto a Tony Stark y volé junto a él; asistí a las perrerías que le hacía Kingpin al pobre Daredevil; combatí al Doctor Muerte junto a Los Cuatro Fantásticos y sitúe Latveria en mi mapa imaginario; también patrullé con Mahoney, Tackleberry, Hightower y compañía; me aburrí soporíferamente con Darryl, Howard y Rocketeer; fuí un Goonie más; viví las Aventuras en la gran ciudad; viajé junto a Dennis Quaid en 'El Chip Prodigioso' y, por supuesto, en el Halcón Milenario; luché contra los temibles Gremlins y los mortíferos Critters; quise vengar al padre de Íñigo de Montoya; viví, codo con codo, con Christian Slater al filo del abismo; combatí a los vampiros de 'Jóvenes Ocultos', con el histriónico Kiefer Sutherland a la cabeza.... Pasado un tiempo, descubrí el rock, los bares y el calimocho. Me pasé al lado oscuro y dejé de lado todas esas cosas. Nunca del todo, también es cierto. Siempre tuve tiempo para ver una buena película y leer algún cómic que me trasladara a aquellos felices tiempos. Tiempos en los que las únicas preocupaciones que tenía era en qué habría para cenar, en aprobar el examen de mates y en conseguir el cromo que me faltaba para completar mi álbum de 'El Retorno del Jedi'. Hace dos años y pico que creé un blog en el que escribo mis relatos y mis ralladas. Aquí os dejo su dirección: subte76.over-blog.es. Últimamente he colaborado con un relato en un nuevo fanzine nacido en Zaragoza llamado 'Los Diletantes'. Me llaman friki, luego existo.....