Inicio Cine Películas Marvel

Las dos decisiones más difíciles de los primeros años de Marvel Studios

Kevin Feige comenta cuales fueron las decisiones más difíciles cuando empezaban con el Universo Cinematográfico de Marvel Studios.

Iron Man de 2008 significó el inicio de una brillante era de películas de superhéroes de Marvel Studios que se ha culminado con la película de Vengadores: Endgame. Pero no todo ha sido fácil, hay entregas mejores que otras y a lo largo de los años tuvieron que tomar decisiones muy importantes. Kevin Feige comenta las dos más difíciles.

“Siempre hay conversaciones y discusiones antes de hacer una película, y en su mayor parte ha sido una colaboración increíble, pero cuando empezamos, los dos que vienen a la mente desde hace 10 años son el casting de Robert Downey Jr. y la decisión de convertir a Capitán América: El primer vengador en una película de época de la Segunda Guerra Mundial”, dijo Kevin Feige.

Noticia relacionada
Los motivos de la cancelación de la película INHUMANOS

Las dos decisiones más difíciles de los primeros años de Marvel Studios

Fueron decisiones difíciles pero acertaron.

Antes de que se estrenara Iron Man, el actor Robert Downey Jr. no pasaba por su mejor momento. Ya que tuvo muchos problema con las drogas. En ese momento creo cierta controversia pero el cine de superhéroes no tenía el impacto que tiene ahora. Por suerte Robert Downey Jr., como el ave fénix resurgió de sus cenizas y actualmente es uno de los actores más carismáticos y cotizados. La duda que surge es si Disney con su política de “buena apariencia” hubiera dado el visto bueno al actor. Hay que recordar que en esa época Marvel Studios hacía la película con Paramount Pictures.

Mientras que la película de Capitán América: El primer vengador (2011), las primeras imágenes que se vieron no convencieran mucho. Pero cuando se estrenó se pudo ver que al película era bastante buena ya además tenía a uno de los mejores villanos de Marvel Studios.

Noticia relacionada
11 grandes revelaciones que hizo Marvel en la Comic-Con de San Diego

Sin duda dos decisiones difíciles pero que fueron todo un acierto. Aunque me imagino que borrar a la mitad del Universo en Infinity War tampoco fue fácil.