Noticias / Cine / Noticias Marvel / Doctor Strange 2 explica una escena que no tiene ningún sentido
Películas Marvel

Doctor Strange 2 explica una escena que no tiene ningún sentido

El rodaje de Doctor Strange 2 llevó a cabo la filmación de una escena que no tiene ningún sentido. Una sorpresa que no nos esperábamos.

Elizabeth Olsen ha revelado que nunca coincidió con dos de los miembros más importantes de los Illuminati mientras filmaba Doctor Strange 2. ¡Eso no tiene ningún sentido! Tras lo sucedido en WandaVision, Bruja Escarlata regresaba al Universo Cinematográfico de Marvel de la mano de Sam Raimi. Esta vez lo ha hecho de la forma más épica e increíble de lo que nos esperábamos. Desafortunadamente, fue corrompida por el Darkhold y anhelaba el poder de América Chávez para estar definitivamente con sus hijos en otro universo. Para ello, acabó enfrentándose con un montón de superhéroes y asesinándolos por el camino.

En una reciente entrevista con Cinemablend, Elizabeth Olsen explicó que en realidad nunca coincidió con Patrick Stewart (Charles Xavier) y John Krasinski (Mr. Fantástico) durante el rodaje de Doctor Strange 2. ¡Mató a los dos personajes, pero no coincidió con ellos en el rodaje! Ha descrito este proceso como la magia del cine y, además, comparó los niveles de poder de las dos Wanda Maximoff que habitan mientras se deshacía en elogios hacia los Illuminati, a pesar de que no le mantuvieron el pulso en batalla.

El increíble poder de Wanda Maximoff, más allá de los universos

«Decidimos que la limitación es que ella no estuviera en su cuerpo. Está en una versión menos poderosa de sí misma, por lo que no es capaz de hacer tanto como la Wanda de nuestro universo podría hacer», explicó Elizabeth Olsen sobre su papel en Doctor Strange 2. «Se trata más de usar el cuerpo como un vehículo de maldad o algo parecido, como un vehículo no tan afinado. Quería que fuera más fácil. Es increíble llegar a tener todos esos momentos, todas esas escenas».

Es curioso que Doctor Strange 2 no reuniera a Elizabeth Olsen con todos los demás compañeros de rodaje para hacer una escena en la que, realmente, acaba con sus vidas. Pero, efectivamente, esa es la magia del cine. La capacidad que la sala de montaje tiene de hacer posible lo imposible.

Te recomendamos