Cine

¿Por qué es una falta de respeto lo que ha dicho el CEO de Disney?

La última polémica relacionada con Disney tiene que ver con su CEO, Bob Chapek. Una falta de respeto a los fans de la animación.

El presidente de Disney ha faltado al respeto a los fans de la animación. Y lo cierto es que no puede estar más equivocado en sus declaraciones. Bob Chapek aseguró recientemente que los adultos no quieren ver películas animadas. A pesar de todas las polémicas que ha protagonizado este ejecutivo, parece que tiene ganas de más. Su liderazgo dentro de la Casa del Ratón, el cual ya estaba en entredicho, se ha puesto todavía más en duda tras las terribles declaraciones tirándose piedras contra su propio tejado.

“Siempre digo que, cuando nuestros seguidores y nuestra audiencia acuestan a sus hijos por la noche, después de ver Pinocho, Dumbo o La Sirenita, probablemente no quieren ver otra película de animación”. Esa fue la opinión del CEO de Disney. “Los adultos quieren ver algo para ellos, para adultos”. Por lo tanto, Bob Chapek considera que las películas de animación no son para adultos. Una falta de respeto no solo a los fanáticos, sino también a toda la industria, encorsetándola en un esquema infantil del que no debería salir.

Una visión pobre, vaga, superficial y errónea

Las declaraciones de Bob Chapek fueron verdaderamente sorprendentes. Demuestra una falta de comprensión de lo que significa el sello de Disney. Las películas de animación de la Casa del Ratón pueden describirse más como “familiares” que como cintas “para niños”. Frecuentemente, tratan temas y conceptos que tienen una naturaleza ineludiblemente adulta. Además, los manejan con habilidad para pasar inadvertidos en la mente de los niños, permitiendo que los mayores se identifiquen con ellos.

El problema de la visión de Bob Chapek se vuelve todavía más grave si tenemos en cuenta a Disney Pixar. Las películas de Pixar son increíblemente duras y complejas. Llegan a tener una naturaleza más adulta que infantil, aunque la esconden mediante tramas que pueden venderse “para niños”. Desde sus inicios, Pixar ha logrado tener una audiencia verdaderamente heterogénea. Concluir que los filmes de Pixar son exclusivamente infantiles es tener no solo una visión muy pobre de sus obras, sino también estar totalmente confundido. Significa no haber entendido absolutamente nada.

Noticias relacionadas

Te recomendamos

Noticias relacionadas

Dwayne Johnson elogia al musculoso Santa de J.K. Simmons y defiende Black Adam

Todo lo que debes saber sobre The Instigators, lo nuevo de Matt Damon y Casey Affleck

Brutales noticias sobre Shrek 5

David Larrad