Inicio Cómics ‘Deathco 1’, cuando la muerte es una niña pequeña, tétrica y maleducada

‘Deathco 1’, cuando la muerte es una niña pequeña, tétrica y maleducada

16

¿Qué es Guild, quienes son los reapers?, ¿de donde ha salido Deathco? Pero, lo más importante, que tiene este manga que atrapa de principio a fin?

Deathco 1 es un cómic muy recomendable. Os dejamos el análisis y crítica.

Tras ‘Wet Moon’ Atshushi Kaneko presenta una obra con mucha acción y tientes góticos. Pero sobre todo, un sentido del humor macabro y retorcido. Deathco 1 es una mezcla del todo irresistible.

El mundo del crimen tiene reglas. Algunas establecidas de forma férrea, otras susceptibles de ser “rodeadas”, pero son normas que dictan un mundo duro y cruel, y si te las saltas al final tienes que sufrir las consecuencias. Puede que un castigo menor, monetario, pero si Guild decide que has traspasado demasiado los limites, te visitarán los reapers. Asesinos que no pararan hasta tener su recompensa, y tu cabeza es la única forma de cobrarla. Nadie sabe quienes son, ni porque lo hacen, pero son asesinos, y Deathco es la mas terrorífica.

Es una niña, y es la mejor asesina.

Deathco 1

Con un planteamiento de asesinos y criminales, de sombras y un humor socarrón y negro. Atshushi Kaneko vuelve a sorprender con una obra llena de misterio, de muchas preguntas, y pocas respuestas. Plagada de personajes dispares, ridículos en ocasiones, macabros a veces, que pintan un lienzo donde el asesinato puede ser un juego. Introduce con calma a su protagonista, Deathco, una niña a medio camino de la locura, que se enorgullece de saber asesinar y del placer que le produce.

Es una set piece de acción al más puro estilo cine de acción. Deja que la violencia, elegante, sin suciedad a pesar de la sangre, se descargue en las paginas. Hasta que llega esta niña gótica, que zanja expeditivamente una situación, que se tornaba ridícula por momentos. Porque así es la historia, por momentos cómica, siempre violenta, pero sobre todo, ágil, sin pausa.

Deathco 1

Con su trazo claro, sin grises, de lineas definidas, el autor da muestra de su originalidad a la hora de los diseños, sobre todo de las caracterizaciones de los personajes, cada rostro o ropa da pistas del carácter y la personalidad. La acción, dentro de la exageración de las acciones propias del cómic japonés, se muestran más sobrias que la media, no son más reales, pero si que resultan más plausibles para el lector. Algo que no debería ser, se hace fácilmente creíble. Ese es el mayor valor de su arte, la capacidad de mezclar fantasía y realidad de forma natural.

‘Deathco 1’ es una serie que todavía tiene que contar cosas

De momento nos ha enseñado hasta donde llega su protagonista, lejos, muy lejos, y deja claro que su personalidad es como sus artes para el asesinato, extraña, retorcida, infantil, atractiva, cándida y sobre todo cruel, porque no adoras matar criminales para que acaben de forma pacifica, lo haces para que griten antes de morir.

a la venta en milcomics

Artículo anteriorDescarga este increíble wallpaper de ‘Wonder Woman’
Artículo siguiente‘Avengers: Infinity War’ contará con más de 30 personajes en una escena
Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.