Inicio Cine ‘Deadpool 2’ vivió una auténtica Civil War

‘Deadpool 2’ vivió una auténtica Civil War

Compartir

La película Deadpool 2 está sufriendo una auténtica Civil War entre sus responsables.

Hace poco el director Tim Miller dejó ‘Deadpool 2′. Entre las razones por las que renunció se dijo que eran diferencias creativas. También la elección del actor que encarnaría a Cable. Más adelante se ha sabido que la relación entre Miller y Ryan Reynolds estaba totalmente rota. Pero la cosa no termina aquí. Ahora están saliendo más detalles a la luz. Ya que director y actor querían hacer dos películas totalmente diferentes. La primera funcionó porque era diferente a todo lo que habíamos visto hasta ahora.

Se acercaba mucho al personaje de los cómics. Se reía del universo de los mutantes y rompía la cuarta pared con frecuencia para hablar directamente con los espectadores. Además de tener más sexo y violencia de lo que es habitual. Hacía tiempo que no veíamos una película de superhéroes con calificación R.

Deadpool 2 Masacre

Miller quería competir con Marvel Studios y DC Comics / Warner

La película de Tim Miller iba a ser grande, muy grande. Mientras que Ryan Reynolds respaldado por los guionistas Rhett Reese y Paul Wernick querían una secuela directa de la original. Con un presupuesto reducido y centrarse más en los personajes y el humor. “Había dos películas totalmente diferentes sobre la mesa, y uno de ellos simplemente no era Deadpool”, dijo una voz de dentro del estudio. De hecho la primera parte ya sufrió un enfrentamiento entre el director y el actor. Necesitan un mediador, el CEO de Fox Jim Gianopulos. Aunque al final pudieron resolver sus diferencias gracias en favor de la película. Para la secuela Fox escuchó las dos ideas opuestas y luego aceptó la más barata.

Ahora existe una corriente en Internet que está pidiendo que Quentin Tarantino sea el nuevo director de Deadpool 2. ¿Os gusta esta idea? Dejarnos vuestra opinión en los comentarios.