Noticias / Daniel Radcliffe y sus anécdotas en el set de Harry Potter
Noticias

Daniel Radcliffe y sus anécdotas en el set de Harry Potter

Daniel Radcliffe y sus anécdotas en el set de Harry Potter

El actor Daniel Radcliffe recuerda su tiempo en la franquicia de Harry Potter y comparte nuevas anécdotas del set.

La franquicia de Harry Potter es sin duda una de las franquicias más seguidas por el público. Los libros fueron un éxito que catapultaron la carrera de J.K Rowling. Esto llevo a que se adaptaran a la gran pantalla. El director Chris Columbus contó recientemente que no fue tarea fácil pero el resultado fue bueno. La última entrega se estreno en 2011 pero aún se siguen revelando detalles del detrás de las cámaras. Ahora, el protagonista de la franquicia, Daniel Radcliffe comparte alguna de sus anécdotas.

El actor apareció en el programa de YouTube Hot Ones. Y mientras comía alitas de pollo picantes conto varias anécdotas del set. Daniel Radcliffe confiesa que durante la producción de todas las películas de Harry Potter llego a romper unas 70 varitas y 160 gafas. Cuenta que la mayoría no fueron mientras grababa escenas sino por lo que hacía con ellas durante los descansos.

“Definitivamente diría que son exageradas. En especial las gafas. Al rededor de 70 varitas y 160 gafas. No rompía la gafas tan seguido, no creo que lo hiciese. Las varitas son otra historia. Rompí muchas porque solía usarlas como baquetas en mis piernas todo el rato. Lo hacía sin parar por lo que probablemente cada tres o cuatro semanas se debilitaban hasta que se rompían. Entonces tenía que disculparme con el  jefe de accesorios y é me pedía que dejará de hacer eso con las varitas. Eran muy, muy amables con nosotros y aguantaban más de lo que espero que aguantasen con un actor adulto”.

Otra de las anécdotas que Daniel Radcliffe mantuvo en secreto durante años tuvo lugar en las grabaciones de Harry Potter y el Prisionero de Azkaban. Recuerda que durante las grabaciones de las clases de McGonagall tenían a una gran cantidad de animales en el set. Y aunque los animales solían comportarse bastante bien cuenta que en una ocasión un mono hizo algo que no podían sacar en cámara.

“No sé si debería contar esta historia. En la clase de McGonagall había muchos animales que quede claro. Habría al rededor de 60 animales ahí dentro. No creo que estuviesen todos en el set juntos normalmente. Pero definitivamente en esa escena de la clase de transfiguración había un mono de algún tipo en una jaula. De repente el mono empezó a masturbarse sin parar. Pero en general los animales se portaban bastante bien. Aunque creo que a Rupert [Grint] le meo un murciélago una vez”.

Aunque hayan pasado casi 10 años desde la última entrega de Harry Potter, Daniel Radcliffe confiesa que le siguen preguntando y le paran por la calle por la franquicia. Pero el actor confiesa que no es algo que le moleste. Y aunque cuenta que es extraño a veces, entiende el impacto que ha tenido la franquicia en la vida de muchas personas. Y aunque Daniel Radcliffe no apoye ya a J.K Rowling, agradece haber podido saltar a la fama gracias a las películas de Harry Potter.