Inicio Cine Cuento de invierno. Un cuento para dormir.

Cuento de invierno. Un cuento para dormir.

1150

Lista para servir el día de los enamorados, 14 de Febrero, nos llega ‘Cuento de invierno’ una historia de amor mezcla de realidad y fantasía, basada en la novela de Mark Helprin.

Akiva Goldsman ganador de un Oscar por el guión de “Una mente maravillosa”, debuta como director y guionista a la vez en ‘Cuento de invierno’. Película protagonizada por Colin Farrell (“Desafío total”), Jessica Brown Findlay (de la televisiva “Downtown Abbey”), Jennifer Connelly (“Una mente maravillosa”), William Hurt (“El beso de la mujer araña”), Eva Marie Saint (“La ley del silencio”), Will Smith (“Soy leyenda”) y Russell Crowe (“Gladiator”).  Asimismo “Winter’s Tale” presenta a dos nuevos jóvenes actores Ripley Sobo y Mckayla Twiggs (ambos de la obra musical “Once” de Broadway.).

A finales del siglo XIX, Peter Lake es un Ladrón de Nueva york que huye de su jefe, cansado de cometer robos sanguinarios, cuando en su camino se encuentra a Beverly Penn, una joven enferma de Tisis, a la que le quedan pocos meses de vida. Surge una historia de amor en la que suceden una serie sucesos fantásticos y milagrosos, que desembocan en pleno siglo XXI, en la actualidad.

Después de grandiosos guiones como Ángeles y demonios, Soy leyenda, El código Da Vinci, Cinderella Man, o Yo, robot, Akiva Goldsman no ha podido elegir un peor guión para debutar como director. Lo que podría haber sido una historia de amor con todos los ingredientes para ser una gran obra romántica,  se convierte en un despropósito de sucesos fantásticos inexplicables que no vienen a cuento y que no convencen. Colin Farrell hace lo que puede para interpretar al protagonista, aunque no encaja mucho con su personaje, ya que quizás está pasado de edad para convencer de esta historia de amor, con la jovencísima actriz Jessica Brown, que interpreta a la joven enferma de tisis, que por cierto, parece la más sana y llena de vitalidad de todos los personajes. A Russell Crowe le ha tocado un papel lamentable como villano y demonio, en el que tiene que sobreactuar para salir del paso. Para terminar de arreglar todo la aparición de Will Smith provoca más carcajadas que otra cosa.

Hasta la mitad de la película, la historia de amor ambientada a finales del siglo XIX hace mantener el interés, a pesar de los hechos fantásticos que se introducen con desafortunado resultado, aunque este va decayendo poco a poco en la segunda mitad. Quizás con actores adolescentes y ambientada en escenarios más fantásticos, o como película de animación hubiera sido una gran historia de amor que ver en el cine el día de los enamorados, pero con grandísimos actores que no encajan en sus papeles y un grandísimo guionista que esta vez no ha acertado, nos queda una película para ir al cine a echarnos una siesta.

Le damos de nota un 4 sobre 10.