Noticias / Cine / Cruella de Vil no es un villano emocionante y su plan no tiene sentido
Cine

Cruella de Vil no es un villano emocionante y su plan no tiene sentido

Cruella de Vil no es un villano emocionante y su plan no tiene sentido

La verdadera historia de Cruella de Vil es menos emocionante de lo que parece y su plan no tiene ningún sentido. Deja claro que solo es una película para niños.

Los 101 Dálmatas es una película infantil que surgió de Disney en el año 1961, y no es nada extraño que quizás algunas personas ya no recuerden la trama de esta película, incluso quizás hay quienes aún no la han visto. Lo que muchos pueden recordar es que la trama consiste en una mujer llamada Cruella de Vil, quien quiere despellejar una cantidad considerable de cachorritos para hacerse un vistoso abrigo de piel. Sin embargo, Disney tomó la decisión de hacer una precuela en versión Real Action y todos asumen que debe haber más en ella que solo eso.

Lo que pudimos deducir es que no hay nada más profundo en ella. Cruella es solo un personaje básico y poco interesante de la película 101 Dálmatas, que se define sólo por su valentía y por querer asesinar cachorros para hacerse un abrigo. Este personaje viene siendo una versión menos divertida que Yzma de “las locuras del emperador Kuzco”. No hay nada particularmente delicioso en ella como lo fue la versión Real Action de la villana Maléfica.

Cruella de Vil tiene un plan sin sentido

Algo que particularmente desconcertante es que el plan de Cruella no tiene ningún sentido y es que básicamente es la trama. La historia está narrada desde la perspectiva del dálmata Pongo que hace de las suyas para que su dueño consiga pareja; es así como conoce a Perdita, su compañera dálmata con quien termina teniendo 15 cachorros que luego son secuestrados por los secuaces de Cruela de Vil, Horace y Jaspar, los mismos son ordenados a matar y despellejar a los cachorros. Eventualmente los cachorros se escapan, regresan a casa y todo parece estar bien. Sin embargo Cruella sigue suelta en el mundo y nadie sabe que ella fue la responsable de dicho secuestro de cachorros.

Cruella de Vil no es un villano emocionante y su plan no tiene sentido

¿Dónde está lo confuso?

Si suponemos que el plan de Cruella de Vil se lleva a cabo y Horace y Jaspar matan a los 99 cachorros y los despellejan, ¿Luego qué?; es poco probable que Horace y Jaspar sepan hacer un abrigo y Cruella demuestra no tener problemas para contratar a una persona que haga el trabajo. Tendría que conseguir una costurera a quien darle las pieles de dálmata y tener que rendir explicaciones de donde salieron; siendo incluso algo obvio, ya que se publicó la desaparición en todos los periódicos de Londres.

En el caso de que la costurera no haga preguntas y el abrigo quede confeccionado, una ves que Cruella luzca este abrigo cualquiera podría preguntarle qué tipo de piel era y ella tendría que responder “piel de dálmata” y en la sociedad de Londres de 1960 no era bien visto llevar piel de perro y no es un crimen perfecto usar lo que robaste; y menos si está publicado en todas las noticias.

¿Qué no aclara Cruella de Vil?

Esta villana deja claro que, “los 101 dálmatas” es una película para niños que no necesitan entender más allá de que “una mujer mala desea hacerle daño a los perritos” y en ese nivel si funciona. Pero si te preocupa que esto deje de ser así pues no tengas miedo, no hay mejora.