Cómics / Crossover 1. A los chicos les encantan las cadenas. Un Image vale mil palabras en el mundo real
Cómics

Crossover 1. A los chicos les encantan las cadenas. Un Image vale mil palabras en el mundo real

Donny Cates y Geoff Shaw vuelven a reunirse tras God Country en Crossover, una obra sobre ficción, mundos alternativos, superhéroes que rememora a los primeros héroes independientes.

Crossover es una celebración de personajes lejos de las majors, de aquellos que nacieron cuando los autores reclamaron sus derechos y decidieron ser dueños de sus personajes. Es un recordatorio del nacimiento de Image, de la línea de autor de Dark Horse y otras iniciativas que cambiaron el mundo del cómic americano. Y lo hace como mejor saben hacer Cates y Shaw, con superhéroes, acción, humor y un metalenguaje que traslada el cómic al mundo real dentro de un cómic. Una mezcla ganadora sin duda.

El mundo cambió cuando el mundo real se rasgó. Una grieta trajo a los héroes de los al mundo real. Pero en el mundo real los superpoderes destruyen todo a su paso, las batallas producen bajas, nadie está preparado para dos superhombres peleando. Menos aún para todo un universo de superhéroes y supervillanos peleando por ninguna razón aparente. Denver se convirtió en una zona catastrófica, el domo apareció y separó la grieta del resto del mundo, pero muchos personajes de cómic se quedaron fuera.

El impacto de semejante evento transformó el mundo, había poderes sin control en el mundo. De repente leer cómics era peligroso, un joven que quiere conocer a esos seres que casi se asemejan a dioses en nuestro mundo no es de fiar. En una situación casi de invasión el gobierno estudia y prepara contraataques, creando tecnologías que aprovechen los poderes del enemigo. La respuesta real a los seres de ficción. Y en medio de todo esto, una chica y un librero de cómics tienen que llevar a una niña ficticia con sus padres, tienen que ir a Denver y cruzar el Domo.

Cates se carga la realidad introduciendo la ficción, y muestra cómo responde la humanidad a una invasión de icónicos seres a los adoraban cuando eran viñetas en papel. El impacto socioeconómico y militar convierte a la ficción en armas y en miedos. Pero algunos héroes aún buscan como solucionar el problema. La metaficción toma el poder y el guionista se suelta el pelo planteando un mundo real invadido por los héroes. Y de paso hace un homenaje a los primeros creadores que formaron la oleada que creó las editoriales que pelearon con Marvel y DC para tener a los mejores héroes. Con un poco más de cariño hacia Madman de Mike Allred y a su propia creación, God Country, el americano crea un drama de un divertimento. Y todo eso contado en una road movie divertida y alocada con una cantidad de cameos que casi roza la exageración.

Geoff Shaw sabe muy bien lo que es trabajar con Cates. Lo han hecho en su propia obra God Country, y en otras series mainstream como Guardianes de la Galaxia. Y sabe cómo manejar la desbordante imaginación del escritor. Plantea situaciones locas y las convierte en secuencias brillantes y espectaculares, pero siempre llenas de esa locura que Cates destila tan bien. EL color en esta obra es de una importancia notable, es la forma de diferenciar la realidad de la ficción, y el manejo de esa información es muy importante Dee Cunniffe logra que la mezcla de referencias sea natural, comprensible espontáneamente.

Crossover tiene camino por delante, y sus personajes van a encontrarse con muchos desafíos. Y el lector va a disfrutar de todos y cada uno de ellos. Y si alguien se pregunta el porqué del título tan llamativo, es sencillo. Spawn batió todos los récords de ventas de un número 1, y es la publicación independiente más longeva, y hay muchas cadenas, muchísimas en la obra de Todd McFarlane.

Te recomendamos