Crossed + 100: La gran salvajada de violencia y terror de Alan Moore Crossed + 100: La gran salvajada de violencia y terror de Alan Moore
Cómics

Crossed + 100: La gran salvajada de violencia y terror de Alan Moore

Crossed+100

Panini Comics publica ‘Crossed + 100’, una historia Alan Moore guionista de ‘Watchmen’ o ‘V de Vendetta’ basada en una obra creada por Garth Ennis

‘The Walking Dead’ es la conocida historia de un grupo de humanos intentando sobrevivir a los zombis, un relato que nació de un cómic de lo más violento y que la serie televisiva respetó el modelo y ha tenido un gran éxito comercial. Ello abrió una etapa de máxima violencia en prime time, aunque los mutilados y la sangre viniera de unos muertos vivientes. Alan Moore, padre de historias imprescindibles y ya clásicas como ‘Watchmen’, ‘V de Vendetta’ o ‘Batman. La broma asesina’, dio un paso más en este género cuando escribió el guión de ‘Crossed + 100’ que contó con el dibujo del brasileño Gabriel Andrade. Un relato muy salvaje, con mucha violencia, sangre y algo de sexo en un mundo dividido entre humanos y una especie de zombis poseídos sin cerebro con una cruz en la frente. El cómic fue publicado recientemente por Panini y es la revisión que hace Moore del libro ‘Crossed’ creado por Garth Ennis.

En el cómic, el mundo se divide entre antes de la Sorpresa y después de ésta. Antes de 2008 había 7.000 millones de personas, pero después sólo quedaron dos millones y 100 millones de infectados. Transcurrían los años y en 2020 había un millón de personas sin infectar, pero los infectados se redujeron a catorce millones. En este contexto, un grupo de humanos crea una cierta civilización y de vez en cuando hace reconocimientos para asesinar a los infectados que se va encontrando, unos infectados que sólo piensan en sexo, en hacer daño y descuartizar a todo aquél que se cruce en su camino, no piensan, no aprenden y los humanos van acabando con ellos.

Crossed+100-1-designsketch1

Hasta aquí parece un argumento y una trama ya leídos. Sin embargo, hay que contar con el genio de Alan Moore, que consigue dar como siempre un giro en su historia que sorprende. Además, gran parte del atractivo de la obra es el mal rollo que dan algunas de sus viñetas donde no se esconde nada, ni la descuartización de un bebé en una de ellas. Llama también la atención el vocabulario utilizado por los humanos en la obra con una jerga por momentos muy difícil de seguir.

La protagonista del cómic es Futuro Taylor, una archivista, muy fan de la ciencia ficción, que nació alrededor de 2077. Llegó al mundo en una época, como cuenta su autor, que a los hijos de los no infectados se les ponían nombres como Futuro o Esperanza. De hecho, el nombre marcaría el carácter del personaje y su modo de actuar, siempre con la fuerza y la seguridad para sobrevivir a un nuevo día.

Moore destacó que en la obra original de Garth se plantea una cuestión y es: “Si algo tan terrible como esto pasara, ¿cuáles de tus valores morales seguirías manteniendo? ¿Cuáles de todas esas cosas que, según las convenciones, se consideran que te convierten en un ser humano seguirías defendiendo en una situación tan espantosa?” La pregunta está en el fondo de esta adaptación de Moore, que él mismo dice que nunca le terminó de convencer la definición como una historia de terror porque no le gusta que se encasillen las obras.

El cómic de Moore también es un homenaje a la ciencia ficción y a la literatura fantástica sobre todo en los títulos de sus capítulos. El primero de ellos, ‘124C41+’, se basa en la novela de Hugo Gernsback ‘Ralph 124C41+’ que se publicó en doce entregas en la revista Modern Electrics en 1911; el segundo, ‘El retorno del rey’, es por la tercera entrega de la saga ‘El Señor de los Anillos’ de Tolkien. En uno de los capítulos la protagonista sueña con Jeorge R.R. Tolkien, como una especie de mezcla entre Tolkien y George R.R. Martin. El tercero, ‘Ruta de gloria’, es un homenaje a una obra de Robert A. Heinlin; el cuarto, ‘Cántico por Leibowitz’, recuerda a la obra escrita por Walter M. Miller; el quinto es un homenaje a ‘Las estrellas, mi destino’ de Alfred Bester, y el sexto se titula ‘Fundación e Imperio’       en referencia a la mítica ‘La Fundación’ de Isaac Asimov.