Inicio Stranger Things Crítica de ‘Stranger Things 2’: ¡Netflix lo ha vuelto a conseguir!

Crítica de ‘Stranger Things 2’: ¡Netflix lo ha vuelto a conseguir!

Compartir

Los hermanos Duffer acaban de estrenar hoy en Netflix la esperada segunda temporada. Analizamos sin spoilers cómo es ‘Stranger Things 2’. ¡Bienvenidos de nuevo a Hawkins!

Netflix lo ha vuelto a conseguir con ‘Stranger Things 2‘. Después de un memorable proceso en el que los fans han participado de la producción, los hermanos Duffer han estrenado hoy en la plataforma streaming norteamericana la esperada segunda temporada de esta serie de televisión que revolucionó la pequeña pantalla y nos devolvió a todos los seguidores del mundo audiovisual a la década de los 80. Ya era hora de volver a Hawkins. De reencontrarnos con Mike, Dustin, Lucas y Will. Y, por supuesto, con Eleven y el Mundo del Revés (The Upside Down). ¿Qué podéis esperar? Esta es nuestra crítica SIN SPOILERS de ‘Stranger Things 2‘!

‘Stranger Things 2’ es la continuación soñada.

Había cierto miedo con ‘Stranger Things 2‘, no os voy a mentir. Al menos yo lo tenía. Y sé que muchos de vosotros también. En la era de los reboots, los remakes, las secuelas, las precuelas, las sagas y cualquier nombre que se os ocurra para justificar la carencia de ideas que hay en el audiovisual, apareció ‘Stranger Things‘. Venía a ser, en un principio, una mini-serie. Un homenaje a los años 80 que los hermanos Duffer nos regalaron con una historia que mezclaba elementos tan interesantes como ‘Los Goonies’, ‘Cuenta conmigo’ e incluso ‘IT’ y las historias de Stephen King. Pero el éxito rotundo de la serie activó los planes de Netflix. Y los hermanos Duffer prepararon la llegada de una segunda temporada cargada de dudas y miedos. Pero también de mucho deseo. De un hype sin igual que ha convertido este estreno en uno de los más esperados del curso.

Stranger Things 2 (Netflix)

Pero, superado el opening persecutorio del 2×01 y disfrutado el opening de los créditos con ese sintetizador tan característico de la BSO, ‘Stranger Things 2’ es la continuación soñada. Perfecta. La mejor posible. La sensación durante los primeros compases es la de estar delante de un producto muy calculado. Creo que la mejor definición para esta segunda temporada sería: “Es igual que la primera entrega“. El resultado no es otro que el de estar delante de la primera temporada de ‘Stranger Things‘ tras una midseason y un parón muy largos. Esto, damas y caballeros, es lo mismo. No mejor. Ni peor. Es lo mismo.Stranger Things 2‘ es ‘Stranger Things‘, que nadie os engañe.

Pese a todo, los acontecimientos de la primera temporada tienen secuelas tremendamente impactantes en los personajes.

No obstante, hay cambios sustanciales. Particularmente en los personajes. Nada parece haber cambiado en Hawkins, ese pueblo que está más cerca de Derry que de los Muelles de Goon. El contexto sigue siendo el mismo. El mimo con la dirección de fotografía, los diseños de producción, la banda sonora original, la elección del original soundtrack (OST), el vestuario, maquillaje… En definitiva, la serie sigue estando cuidada. Hasta el más mínimo detalle. Pero el equilibrio del guion se ha visto forzado a cambiar tras la primera temporada. Es un proceso lógico y sensato. Cualquier otra cosa sería impensable.

Stranger Things 2 (Netflix)

Los niños, adolescentes y adultos protagonistas de ‘Stranger Things 2‘ están tremendamente marcados a nivel psicológico y emocional tras lo vivido en la primera entrega. La desaparición de Will y la muerte de Barb no han caído en saco roto. Así como la ausencia de Eleven, especialmente para Mike. Los hermanos Duffer han querido tratar con tanto respeto a los personajes que ellos mismos han creado que no han perdido de vista el pasado. Algo que habla muy bien tanto de ellos como creadores, como de la serie de Netflix.

En resumen: ‘Stranger Things 2’ es lo que todos los fans estábamos soñando. Disfrutar de ella es la única recomendación que podemos haceros.


Reseña Panorama
Crítica de 'Stranger Things 2' (Netflix)
Compartir
David Lorao

Graduado en Periodismo. Concibo el cine como la fábrica de sueños que forjó George Méliès y vivo a medio camino entre el Asilo de Arkham y la Cocina del Infierno. Devorador de cómics y adicto a la literatura y las series de televisión. Admiro por encima de todo la obra de Alan Moore, Frank Miller y Neil Gaiman, aunque no le daría la espalda a nada que haya salido de los lápices creativos de Ibáñez. Generación ‘Goonie’ y pasión por la escritura. “Nunca abandones tus principios, ni siquiera en presencia del apocalipsis”. También puedes leerme en twitter como @goonielor.