Inicio Cine Star Wars Crítica de ‘Star Wars: Los Últimos Jedi’: Como niños en una sala...

Crítica de ‘Star Wars: Los Últimos Jedi’: Como niños en una sala de cine

¡Totalmente libre de spoilers! Os contamos qué es lo mejor y lo peor de ‘Star Wars: Los Últimos Jedi (Star Wars 8)’ con nuestra crítica.

¡Ya hemos visto ‘Star Wars: Los Últimos Jedi‘! Después de dejar nuestros teléfonos móviles dentro de un maletín de seguridad y pasar un escáner para asegurar que no entrábamos con ningún aparato electrónico en la sala de las oficinas de Walt Disney nos disponemos a ver el nuevo episodio de la resucitada saga. Ese control exhaustivo desvela las propias intenciones de una película que viene cargada de sorpresas. Empezaré diciendo que aquí no vais a encontrar spoilers, ya se encargarán vuestros conocidos de reventaros ‘Star Wars: Los Últimos Jedi‘ si no os dais prisa por verla.

La emoción de ‘Star Wars: Los Últimos Jedi’ cuando se apagan las luces.

Cuando empiezan los míticos títulos y suena la música de John Williams hasta el menos entusiasta de estas historias debe rendirse y aceptar que va a ver algo espectacular. La banda sonora sigue siendo lo que fue siempre, una partitura que emociona y te levanta del asiento. La película trata de olvidar el pasado o aferrarse a él y es una buena metáfora de estos nuevos episodios producidos por J.J. Abrams, cuya mano se sigue notando a pesar de que este capítulo lo escribe y dirige Rian Johnson.

Crítica de Star Wars: Los Últimos Jedi

Si en este capítulo hablan de héroes del pasado y cómo superarlos, de padres ausentes y un futuro mejor (o peor) la cinta no es capaz de desprenderse de sus predecesoras y se vuelve mucho más deudora del pasado que, por ejemplo, ‘Rogue One‘. Este episodio VIII concentra lo mejor de los números IV y V de la saga pasada por el filtro de la modernidad. Parece ser que no hace falta desprenderse del pasado si fue tan bonito. Pero quedémonos en el presente, en el Episodio VIII y disfrutemos. La cinta dura dos horas y media (qué manía con hacerlas tan largas) pero te mantiene hipnotizado durante todo su metraje. Y es que las aventuras están tan bien contadas que te hacen volver a ser un niño escuchando los cuentos con los que crecimos, eso es algo que se le da bien a los de Disney.

Carrie Fisher es la abuela que todos querríamos tener.

La trama va rápida como el Halcón Milenario, los protagonistas están maravillosos en sus roles y todo funciona a la perfección. Tengo que decir que siento especial predilección por Adam Driver y su personaje de Kylo Ren pero es que esta vez el actor crea un personaje fantástico, lleno de dudas, de claroscuros y contradicciones, buen trabajo tanto de guion como de interpretación del personaje. Y los demás están igual de bien que en el Episodio VII, tanto Daisy Ridley como Rey como John Boyega y Óscar Isaac como secundarios de superlujo. Ni que decir tiene que nuestra querida Carrie Fisher es, en esta ocasión, la abuela que todos querríamos tener, animando y corrigiendo a los nuevos protagonistas parece una extensión del espectador que dice lo que todos estamos pensando. La echaremos de menos.

En resumen…

Para los no fans del episodio anterior poca esperanza puedo darles salvo que esta nueva cinta es un poco más oscura, un poco más desesperada y mejor trabajada que la anterior, aunque en líneas generales sigue a su predecesora en todo. Y para los fans de este nuevo giro que han llevado a cabo no tengo nada que decirles salvo… Disfrutad.

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry that something went wrong, repeat again!