Inicio Cine Críticas de cine Crítica ‘Shooter: El tirador’: Un refrito para amantes de las armas

Crítica ‘Shooter: El tirador’: Un refrito para amantes de las armas

8790

‘Shooter: El tirador’ es el remake televisivo de la película de 2007 protagonizada por Mark Wahlberg. Sin embargo, detrás de la acción, la serie expone a esa significativa masa norteamericana que considera las armas de fuego un perverso derecho fundamental. Esa gente que a veces olvida que las balas, como los recuerdos, son para siempre

“Las armas lo cambian todo. Una bala es para siempre”. De esta manera se cierra el opening de Shooter: El tirador, la nueva serie de USA Network que Netflix estrenó tan sólo un día después. Frase que sentencia un inicio montado con imágenes, con la voz en off del protagonista explicando cuántas formas existen de matar mediante un rifle. Asegura que tres, pero a mí se me ocurren muchas. Aunque, al final, la muerte sólo es una. Y llega cuando llega.

shooter-el-tirador-critica-de-series

La historia de Shooter: El tirador no es nueva. Ni mucho menos. El mismo nombre y la misma sinopsis tuvo la película de Antoine Fuqua protagonizada por Mark Wahlberg. Se estrenó en 2007 y contó con el guion de Jonathan Lemkin a partir de la novela de Stephen Hunter. Contaba la historia de Bob Lee Swagger, un extirador de élite del ejército estadounidense. Abandonó las filas en misión extraoficial, pero se reincorporó a regañadientes… Y volvió a ser engañado. Con dos balas en su cuerpo y siendo enemigo público número uno, Swagger busca venganza.

‘Shooter: El tirador’ es una serie de acción con mensaje subliminal. Expone a la significativa sociedad americana que ve las armas como una extensión de sí misma. Un derecho fundamental

En esta ocasión es Ryan Phillippe (Crueles intenaciones, Studio 54) el que da vida a Bob Lee Swagger. Pero la sensación, en esta ocasión, que te deja Shooter: El tirador no es divertida. O sí, dependiendo de los gustos. El piloto es la fiel representación del respeto y la fascinación por las armas propias de la Asociación del Rifle. Ese, más o menos, es el debate oculto que plantea la serie.

shooter-el-tirador-critica-de-series-1

Porque sí, detrás de toda esa ficción televisiva de acción pura y dura se encuentra una exposición de la moralidad estadounidense. Esa moralidad que baila entre las luces y las sombras, como las manos entrelazadas en la penumbra iluminada por una vela. Hay acción y drama y humanidad. Pero Shooter: El tirador también expone esa parcela de la sociedad norteamericana -cada vez más numerosa y significativa- que ve las armas no como una herramienta para sobrevivir en el día a día, sino como un perverso derecho fundamental. Y las armas lo cambian todo. Las balas, como los recuerdos, son para siempre.