Inicio Series de televisión Netflix Crítica segunda temporada ‘Por Trece Razones’ de Netflix

Crítica segunda temporada ‘Por Trece Razones’ de Netflix

Hemos visto la esperada segunda temporada de la serie de Netflix ‘Por Trece Razones’. No exenta de polémica.

La afamada ficción que trata el acoso escolar y el suicidio continúa desvelando detalles sobre Hannah Baker y las razones que la llevaron a quitarse la vida. Las consecuencias de aquel suceso se exploran en profundidad en esta continuación de la historia. Aquí tenéis nuestra opinión.

La plataforma de contenido streaming Netflix nos ofreció en 2017 ‘Por Trece Razones’ una serie que nos mostraba como el acoso escolar, las humillaciones y las agresiones físicas podían conducir a una persona a quitarse la vida. Para ello nos presentó un formato desconocido hasta la fecha, adaptando el arco argumental de la novela de Jay Asher en su totalidad.

Critica por trece razones de Netflix

El personaje de Hannah Baker (interpretado por Katherine Landgford) grabó siete cintas de casete, en cada cara dejó un motivo, una persona que la había llevado a tomar la drástica decisión de quitarse la vida. Al final de la primera temporada quedó resuelto el misterio de porque se suicidó Hannah pero también dejo nuevas incógnitas sin responder.

La segunda temporada comienza cinco meses después del suicidio de Hannah Baker, el impacto de este suceso ha dejado un gran vació en la ciudad y en el corazón del pueblo. Los estudiantes involucrados en las cintas han sido llamados a declarar en el juicio de los Baker vs  Liberty Hight.

El formato de la nueva temporada es idéntico al de la anterior, cada capítulo se centra en una de las personas que apareció en las cintas y en su declaración en el juzgado. El objetivo de los Baker es demostrar que el instituto y en especial los orientadores escolares podían haber hecho mucho más  para evitar el suicidio de Hannah. Tratan de demostrar que el bullyng que sufrió su hija la llevo a la muerte y que nadie hizo nada por evitarlo.

Esta nueva temporada de ‘Por Trece Razones’ de Netflix no ha estado exenta de críticas en Twitter por parte de padres que consideran que la nueva entrega sigue mostrando escenas y situaciones demasiado explicitas, secuencias que no son necesarias de ver en una serie de corte juvenil. Además el pre estreno fue cancelado en la ciudad de Los Angeles en honor a las victimas de un tiroteo en un instituto de Houston, Texas ocurrido el mismo día que se estrenaba la segunda temporada.

La serie de Netflix ‘Por Trece Razones’ de Netflix con Selena Gomez como productora ejecutiva sigue ofreciendo al comienzo y final de cada episodio enlaces y consejos de ayuda para aquellas personas que estén pasando por situaciones similares o que piensen en el suicidio como una salida.

El primer episodio comienza cinco meses después de la muerte de Hannah Baker, los estudiantes nombrados  en las cintas han sido llamados a declarar en el juicio contra Liberty Hight.

Mientras van sucediendo los capítulos más secretos sobre Hannah y su relación con cada estudiante sale a la luz. ¿Tuvo relaciones sentimentales con Bryce y Zach? ¿Cuantas chicas han sido víctimas de violación en el instituto Liberty? Estas y otras preguntas son contestadas a lo largo de la ficción.

En los nuevos episodios de ‘Por Trece Razones’ vemos una evolución en la trama de cada personaje, en cómo se enfrentan a sus propios demonios tras los sucesos ocurridos durante la primera temporada. Sin duda Clay Jensen (interpretado por Dylan Minnette) sigue ocupando el rol central de la serie. Vemos como continua su lucha por conseguir que se haga justicia con su gran amor Hannah, para ello se propone hacer lo posible para que se revele que Bryce abusó sexualmente de ella y que este suceso fue determinante en su muerte. Alguien misterioso le ayuda en su misión dejándole fotografías que demuestran que Hannah no fue la unifica víctima de Bryce.

Mientras tanto el personaje de Jessica (interpretado por Alisha Boe) afronta su propia violación, intenta recuperarse de aquello acudiendo a terapia donde conocerá a Nina (interpretada por Samantha Logan), víctima de una agresión que la ayudara a superar el martirio mientras consigue el valor para denunciar a su agresor ante la justicia.

Por su parte Alex Standall (interpretado por Miles Heizer) trató de suicidarse pegándose un tiro en la cabeza en el último capítulo de la primera temporada después de no poder cargar con lo sucedido con Hannah. En esta temporada veremos su lucha contra las secuelas de su intento de suicidio. El disparo  le ha causado ciertas incapacidades así como pérdida de memoria y ahora camina apoyado en un bastón sin poder recordar nada de lo ocurrido un mes antes de apretar el gatillo.

Nuestro fotógrafo preferido Tyler Down (Devin Druid) sigue sufriendo acoso. Tyler se juntara con un grupo de amigos que despertaran en él un deseo de venganza hasta entonces latente y finalmente tras sufrir una de las situaciones más violentas de la serie y visualmente explicitas acudirá al baile de fin de curso armado y con intención de disparar.

El argumento de esta continuación ha ido más allá explorando no solo las agresiones físicas y sexuales en el entorno escolar sino también en la vergüenza que padecen y se atribuye a las víctimas de estos ataques. Esto se puede ver en las declaraciones en el juzgado, donde a lo largo de todo el proceso se juzgan las acciones de Hannah con sus diferentes compañeros poniendo en duda si Hannah era realmente la que hacia bullyng. Algo similar ocurre con Jessica (Alisha Boe), quien demora mucho tiempo en contar que fue violada por vergüenza y porque teme ser criticada como su amiga.

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry that something went wrong, repeat again!