Inicio Cine Crítica ‘Red 2’: Divertidísima secuela que mejora la primera parte

Crítica ‘Red 2’: Divertidísima secuela que mejora la primera parte

896

Poster final de RED 2Tendremos en las carteleras españolas el viernes 9 de agosto la secuela de ‘Red’, estrenada en 2010. Para la ocasión, cambia de director pero se respeta prácticamente íntegro el reparto original. De esta forma, Dean Parisot (“Dick y Jane, ladrones de risa”,) se hace cargo de continuar lo empezado por Robert Schwentke (que está viendo como su reciente estreno, ‘R.I.P.D. Departamento de Policía Mortal’, fracasa en la taquilla americana).

La historia continúa donde acabó la primera, descubriendo al agente retirado de la CIA, Frank Moses (Bruce Willis) intentando llevar una vida tranquila y sin sobresaltos con su novia (Mary-Louise Parker), ignorando que ella se aburre y necesita sentir otra vez la adrenalina que vivió en la primera parte de la historia. Pero esta tranquilidad se verá truncada cuando Marvin (John Malkovich) visita a Frank para advertirle que debido a una filtración de WikiLeaks, sus vidas peligran y se han convertido en terroristas buscados internacionalmente.

Así arranca esta continuación que no permite un momento de descanso, puesto que cuando no están los protagonistas involucrados en un tiroteo, deben lidiar con sus problemas de pareja. Por tanto, perseguidos por los agentes más letales del mundo, enviados para conseguir la información que creen que poseen Frank y Marvin, éstos deberán saber a qué se enfrentan; por lo que deberán pedir ayuda a viejos conocidos (ya sean nuevas incorporaciones, como Catherine Zeta-Jones o Anthony Hopkins, o viejos conocidos ya vistos en la anterior película, como Helen Mirren o Brian Cox.

En contra de todo pronóstico aplicable a las secuelas (junto a la falsa creencia que cuanto más internacional sea todo mucho mejor funcionará la secuela), esta continuación se coloca muy por encima de la anterior cinta, siendo no sólo más divertida y entretenida, sino regalándonos formidables escenas de acción y autoparodia impagables. Así es, las nuevas incorporaciones funcionan mejor que las “bajas” respecto a la anterior cinta,  ofreciéndonos un film que sorprenderá en gran medida, puesto que gustará a los que les gustó la anterior y, seguramente, a los que les aburrió aquélla.

Bruce Willis es Frank Moses en RED 2
Bruce Willis es Frank Moses en RED 2

Lo más atractivo de la cinta es que recupera al mejor Bruce Willis, siendo su mejor actuación y película prácticamente de la última década, sorprendiendo a un espectador que salió muy decepcionado de su última interpretación de John McClane. Pues bien, aquí Frank Moses luce todas esas cualidades que hicieron grande a McClane y que lucieron por su ausencia en la reciente quinta entrega de la mítica saga.

El resto del reparto también se luce, dándonos secuencias sumamente divertidas y demostrando que más sabe el Diablo por viejo que por Diablo, y que aún tienen mucha acción que dar y no se lo pondrán fácil a las nuevas generaciones que quieran coronarse como estrellas del cine de acción. Un ejemplo de este intento fatuo es el ofrecido por Byung Hun Lee (visto recientemente en “G.I. Joe: La venganza”), donde se limita a repartir patadas y poner cara de malo, siendo una interpretación calcada de la mostrada en la saga de los “Joes” y que aquí no encaja, evidenciando que su inclusión en la trama sólo se justifica como otro intento de ganarse el potente mercado asiático tan en auge.

En definitiva, no se puede ignorar que la historia es sencilla y manida, pero al hacerlo con tanta sencillez y autoparodia, decides asumir sus defectos y dejarte seducir por las aventuras surrealistas y faltas de control que te ofrece. Si decidimos dejarnos llevar, disfrutaremos de dos horas de diversión y  una acción mucho mejor administrada y justificada que la mayoría de “blockbusters” del verano.

Tienes que verla si: Quieres disfrutar de una cinta repleta de humor y que mejora ampliamente la original, contemplando con regocijo algunos de los mejores actores de las últimas generaciones dando caña a pesar de su edad.

No vayas a verla si: Aspiras a ver una historia realista, con personajes sólidos y una trama elaborada sin ninguna rendija.