Inicio Cómics El Planeta de los Simios. Hijos del fuego

[Crítica] El Planeta de los Simios. Hijos del fuego

El Planeta de los Simios. Hijos del fuego‘El Planeta de los Simios. Hijos del fuego’, recuerdos de la guerra, un futuro en llamas

Penúltima entrega de esta saga que recrea los hechos entre las películas que ya son leyendas de la ciencia ficción. La guerra no ha sido declarada, pero lo será, los enemigos no eran fanáticos, pero se convertirán, cuando la sangre corre a borbotones, no hay lugar donde esconderse. ‘El planeta de los Simios. Hijos del fuego’ coloca a la serie en la rampa de lanzamiento de un final que no puede ser silencioso, ni pacifico.

Los planes empiezan a vislumbrarse, Alaya continúa su tarea de hacer ver a los humanos que ser siervos es su posición, los campos de trabajo y marcarlos a fuego para que conozcan su lugar es el comienzo. Bako planea una guerra, estrategias de batalla desesperadas, en  las que sabe que perderá mucho más de lo que ganará. Sully está atrapada y su hijo tiene un futuro muy incierto. Mientras, cierta secta sigue afianzando su influencia, con armas, con esperanzas, con dolor, con verdades a medias. Daryl Gregory empuja por última vez a todos sus personajes para el gran final que llegará en el último tomo, y tras este tercero, la espera ha sido horriblemente larga.

El Planeta de los Simios Vol. 3: Hijos del fuego

La saga comenzaba poco a poco, aceleraba, la llegada de los personajes secundarios ayudaba a hacer solida la trama, pero son los personajes principales, Alaya, Bako y Sully los que hacen que la historia sea poderosa, su evolución ha sido medida y calculada, y ahora las circunstancias los han transformado, o han hecho aparecer sus verdaderos yoes. Y justo cuando todo parece demasiado complicado para arreglarse en pocos números, Gregory se salta años, y prepara un gran final.

Lo más destacado de este Planeta de los Simios es su dibujante, Carlos Magno, que ha evolucionado en cada número, adaptando a sus personajes, los simios se vuelven más humanos cuanto más humanos actúan, mas animales cuanto más animales se comportan, y los humanos adquieren gestualidades de bestias con la furia. Magno es un gran dibujante de acción, y poco a poco ha encontrado un punto notable, en el que no sólo la acción es importante, los gestos cuentan mucho.

Queda un tomo para acabar esta serie, y la echaremos de menos, seguro, aunque el final es desconocido, hay demasiados detalles como para que no sea brutal, catártico para una sociedad que parece abocada a exterminar a una de las razas, porque los simios cada vez son más humanos, y los humanos empiezan a olvidar lo que es ser humano.

a la venta en milcomics

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry that something went wrong, repeat again!