Inicio Cine Bandas sonoras Banda sonora de ‘Tomorrowland’: Una nueva joya de Giacchino

Banda sonora de ‘Tomorrowland’: Una nueva joya de Giacchino

1769
Compartir
Uno de los carteles promocionales de 'Tomorrowland'
Uno de los carteles promocionales de ‘Tomorrowland’

El compositor estadounidense Michael Giacchino (El destino de Jupiter, Jurassic World) me solivianta el instinto, le otorga formas quebradas y alborota absolutamente la inquietud vital que yo pudiera tener. La violencia artística brota marcada por cuatro costados que únicamente dan lugar a un quinto, oculto sin duda en algún lugar incontrolable que asoma su rostro desconocido cada vez que fragmentos activos y rápidos del artista se inician. Así ocurre con gran parte de la partitura que presentamos, ya desde el segundo uno enervante de quietud. Quien no revolucione su interior escuchando las piezas de este compositor jamás le conocerá de verdad y con dificultad valorará su obra.

Mantiene Giacchino en ‘Tomorrowland’ su estilo inconfundible, cercano al mejor y más rápido y estable John Williams, con método propio y una cantidad de capas compositivas espeluznante. Todo orquesta clásica. Me pregunto: ¿llegará el día en el que Michael opte por usar la tecnología más extrema para sus obras? Complicado. No obstante, creo que lo hará. La violencia artística sería insuperable.

El autor nos presenta ahora una de las piezas más serias, equilibradas y firmes de sus últimas creaciones. Navega en torno a melodías y temas principales mucho más estables y no tan artificiales y forzados como últimamente ofrecía (‘El destino de Júpiter’) y los introduce inteligentemente, incluso, entre las piezas más rápidas. Disfrutaremos con la suave velocidad que imprime a numerosos temas, narraciones en medio tiempo en las que el artista luce su maestría ahora igual o más que en las piezas rápidas, presentes en la partitura esta vez no de una forma tan notable como otras anteriores. No obstante, como siempre, la energía y vigor que uno siente al escucharlas son asombrosos y podemos disfrutar tanto de ellas como de, esta vez sí, las más templadas, algunas de ellas exquisitas obras a base de pizzicatos, golpes de piano y arreglos maravillosos.

El equilibrio de la obra es su mayor virtud. Giacchino adolecía en el pasado, en la mayoría de sus composiciones, de un gran desajuste entre las partes activas y las pausadas, volcándose en las primeras y olvidando las segundas. No sucede esto en ‘Tomorrowland’, lo que hace disfrutar de su escucha durante toda su presencia en pantalla o en solitario. Esperemos que el genial músico, uno de los más grandes de la actualidad, siga evolucionando y muestre, en futuras producciones, la firmeza  que enseña en esta. Sin duda, recomendable y de las mejores partituras que tendremos en 2015.

ESCÚCHALA SI…: disfrutas con una mezcla explosiva de composición alocada y extrema con un toque comercial fantástico.

NO LA ESCUCHES SI…: únicamente estás en una etapa de aprendizaje de los clásicos o los genios. No tendrías una razón distinta para perdértela.

OTRAS OBRAS DEL AUTOR: ‘El destino de Júpier’, ’Up’, ‘Jurassic World’, ‘El amanecer del planeta de los simios‘.