Inicio Cine Bandas sonoras Crítica musical de ‘El destino de Júpiter’

Crítica musical de ‘El destino de Júpiter’

1473

Empecemos por el punto débil: los ritmos pausados y el tema principal. Vayamos al fuerte: la exuberante composición y la narración en pantalla. La película de los hermanos Wachowski, creadores del universo Matrix, no pasa de ser un mero trámite en el que únicamente se salvan las escenas de acción, trepidantes y magníficamente logradas, aderezadas en extremo por el compositor en cuestión.

Fotograma de 'El destino de Júpiter'
Fotograma de ‘El destino de Júpiter’

Michael Giacchino se ha convertido, en lo que es para un servidor, en el máximo representante, junto a Alexandre Desplat, de la música agresiva en el cine. Sus composiciones puntuales (aunque bien es cierto que se estiran a lo largo de gran parte del metraje) resultan de una violencia artística sin parangón, solo alcanzada por el genio francés mencionado. Suponen un plus auténtico a la hora de la visualización de la escena y, sin duda, compiten junto a las grandes creaciones actuales en lo más alto del panorama de la música para imagen. Hans Zimmer dio un giro a la narración de la acción con sus ya estables y bien formadas ‘The Rock’ y ‘The Peacemaker’. Llega el turno ahora de estos dos compositores. Siempre, y esto es indudable, son los genios aquellos capaces de dar un cambio intenso a estructuras artísticas ya establecidas para vitalizar otras que ellos mismos proponen.

Giacchino, desde sus ‘Medal of Honor’ allá por 1999, ha ido creciendo de una forma meteórica. Un estilo claramente marcado e identificable y, por aquel entonces, temas principales de un alcance a la altura de un grande como John Williams. Para quien esto escribe, su sucesor (durante aquel nacimiento fulminante). Hoy día pareciere que el magnífico compositor estadounidense hubiera alcanzado su cima. Un ligero tono de estancamiento en sus creaciones que, a sus fieles seguidores, puede decepcionar en parte. No obstante, a nivel compositivo, como he comentado, nadie consigue las piezas exquisitas que presenta en todos sus trabajos. Tal vez sean los motivos más pausados los que originan esta sensación de no evolución aunque, por otro lado, hacen que el contraste en las llegadas de sus notas más activas sea inalcanzable para cualquier compositor actual. Anunciado al inicio del artículo, este es uno de los dos puntos débiles de ‘El destino de Júpiter’’. El otro: su tema principal. Vayamos con ello.

Citado motivo: en el primer tercio de la aventura ya se esboza, oculto entre los pasajes iniciales más pausados y como preparación sobresaliente hacia lo que nos espera, una serie de temas de acción agresiva y neuróticamente compuestos que son lo más destacable de la obra, sin duda obras maestras compositivas aplicadas a una secuencia. El tema principal, escuchado y pegado a sus imágenes, nos recuerda la atmósfera creada por Williams en su conocido tema de la Marcha Imperial. No obstante, nada más lejos de esta similitud, uno tan potente, eterno y majestuoso y el otro débil, algo chirriante y poco personal. Es empleado de forma precisa y sin abusos durante la aventura, pero nunca llega a mostrarnos un universo oscuro como sí lo hizo el que acompañaba al maligno Vader durante sus apariciones en las famosas entregas galácticas.

Cartel español de 'El destino de Júpiter'
Cartel español de ‘El destino de Júpiter’

La parte final de la aventura es digna de atención, una serie de secuencias de batalla de grandísimo nivel por parte de los directores y culminadas con los temas más frenéticos y sobresalientes de la partitura.

Concluyendo, una obra que, como últimamente practica su autor, pudo haber sido sobresaliente pero que, por los motivos ya argumentados, se ha quedado a las puertas de la consideración máxima. Pese a todo, y si eres un principiante estudiante de música, no faltes a su escucha, ya que quedarás prendado de sus instantes más frenéticos o, quizá, deprimido por ser consciente de que jamás podrás conseguir hacerlo tú. Si no estudias y sí practicas el fanatismo o, sencillamente, el gusto por el cine, agudiza la atención durante las batallas y verás un nuevo mundo, allá en la parte de atrás de la película: Michael Giacchino.

ESCÚCHALA SI…: no te quieres perder a uno de los tres mejores compositores actuales.

NO LA ESCUCHES SI…: esperas algo más por parte de Giacchino.

OTRAS OBRAS RECOMENDADAS DEL AUTOR: ‘Up’, ‘Medal of Honor’.

PUNTUACIÓN: 8