Inicio Cine Bandas sonoras Crítica musical de ‘Call of Duty: Advanced Warfare’

Crítica musical de ‘Call of Duty: Advanced Warfare’

2778

La fuerza, el carácter y la calidad que Michael Giacchino insertó bestialmente en su época de videojuegos fue asombrosa. La puerta del mundo de las consolas quedó abierta, realmente, para los grandes compositores del cine curiosamente por uno que todavía no lo era, pero que actualmente es una de las promesas más firmes. Esta vez se presentan otras dos fuerzas compositivas para dar vida a esta aventura.

Carátula del videojuego 'Call of Duty: Advanced Warfare'
Carátula del videojuego ‘Call of Duty: Advanced Warfare’

La saga musical de ‘Call of Duty’ ha sufrido una evolución clara y de adaptación a los tiempos. De la orquestación pura de Giacchino a la música electrónica y hasta industrial para imágenes que se nos presenta ahora. Un riesgo importante; un acierto asombroso. La calidad que nos podemos encontrar en este ‘Call of Duty: Advanced Warfare’ es altísima. De hecho, la asociación para su composición del consagrado, sutil ya y elegante en el presente Harry Gregson-Williams junto a la productora musical Audiomachine ha resultado una dupla perfecta bajo el peligro fácil de acabar en un pobre final (ahí tenemos las fallidas uniones de artistas para componer bandas sonoras, como el caso reciente de Hans Zimmer, Pharrell Williams, Johnny Marr, Michael Einziger y Dave Stewart en ‘The amazing Spiderman 2’).

Gregson-Williams mantiene una época de creación menor que hace años, pero más firme y seria. Su trabajo en la producción que nos ocupa se deriva hacia la vertiente más descriptiva, siempre utilizando elementos electrónicos y ligeramente la orquesta, dejando el lado más directo y potente a Audiomachine (Dinletir & Rix) que llegan a fabricar una partitura rozando lo industrial. El empleo de ritmos y percusiones sintetizados une las propuestas de ambos partes y estas se funden en una sola dando sensación absoluta de unidad y firmeza, algo dificilísimo cuando varias mentes privilegiadas se unen para crear algo conjunto hoy día en la música para imagen. El resultado: magnífico.

Nos encontramos ante una de las obras más dinámicas de este año y con más presencia. Sin duda, una partitura recomendable y que mantiene el mundo de los videojuegos como uno de los más rentables y también atractivos para la música actual.

ESCÚCHALA SI…: quieres pasar un rato entretenido escuchando calidad musical.

NO LA ESCUCHES SI…: el carácter industrial en la música no te gusta.

LLEGARÁ A SER UN CLÁSICO: no.

OTRAS OBRAS RECOMENDADAS DEL AUTOR: Gregson-Williams (‘El reino de los cielos’; ‘The Equalizer’), Audiomachine (‘Phenomena’).

PUNTUACIÓN: 8.5