Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘Monsters’: The Road pero con alienígenas

Crítica de ‘Monsters’: The Road pero con alienígenas

551

Póster de Monsters de Gareth EdwardsEl próximo 21 de enero se estrena ‘Monsters’ en nuestro país y me ha parecido buena idea rescatar la crítica que realizamos tras haberla visto en el  pasado Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges 2010.Dirigida por el debutante Gareth Edwards, realizador que ha trabajado durante la mayor parte de su carrera en la realización de efectos especiales al igual de Neill Blomkamp o Eric Balfour. La película está protagonizada por Whitney Able y Scott McNairy.

‘Monsters’, dejo una gran impresión en el pasado festival de Cannes, donde fue calificada como una especie de “Lost in translation en un mundo de monstruos” y la pasada edición de los premios BIFA se hizo con tres de los seis premios a los que optaba entre los que se encuentran el premio al mejor director.

Sinopsis: Hace seis años la NASA descubrió la posibilidad de vida extraterrestre en nuestro sistema solar. Por ello, puso en órbita una sonda para recolectar muestras, pero al regresar a la Tierra, ésta se estrelló sobre América Central. Poco después del accidente, comenzaron a aparecer nuevas formas de vida, y la mitad de la población de México fue puesta en cuarentena. Hoy en día, los militares estadounidenses y mexicanos, siguen esforzándose por contener a “las criaturas”… La acción comienza cuando un periodista estadounidense debe escoltar a la hija de su jefe, a través de la zona infectada, hasta la frontera con EEUU.

Fotograma Monsters de Gareth EdwardsCrítica: El film aunque comparado con District 9, nada tienen en común salvo que sus respectivos directores vienen del mundo de los efectos especiales, si es cierto que ambas abordan temas de actualidad disfrazados en un film de ciencia ficción, si District 9, denunciaba los campos de refugiados y todo lo que en ellos sucede, “Monsters” no es una película de invasiones alienígenas al uso, y aborda una cuestión que se da cada vez más en un planeta que sufre del calentamiento global, cuando hay especies que migran de su habitad natural a otros países, a veces con consecuencias casi catastróficas. Casos como el mejillón cebra en España por poner un ejemplo, aunque tampoco permanece ajeno al tema de la inmigración. Y aunque en Cannes se dijo que es un “Lost in translation en un mundo de monstruos”, yo diría que es más un “The Road” pero con alienígenas, porque tiene más en común con esta última que con el film de Sofia Coppola.

Un film entretenido con momentos de mucha tensión y con unos efectos especiales escasos, están muy bien integrados, y que pese a ser una producción con un presupuesto de guerrilla, teniendo en cuenta loas astronómicas cifras que se mueven en el Hollywood actual. El diseño de los bichos e incluso la atmósfera del film se ve claramente influenciado por la obra de H.P. Lovecraft y sus Cthulhu.  Aunque tampoco huye de las referencias a otros films como “Jurassic Park”.

Nota: “Después de haber hablado con el director y haber tenido que volver a ver el principio de la película, os recomiendo que no os perdáis ni un solo detalle de los primeros minutos iniciales, hasta ahí puedo leer…”

Artículo anteriorCartel español de En tiempo de brujas (Season Of The Witch)
Artículo siguienteEl Hobbit tiene fecha de inicio de rodaje
Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.