Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘Mañana empieza todo’: Comedia con buen ritmo y convincente

Crítica de ‘Mañana empieza todo’: Comedia con buen ritmo y convincente

592

¡Ya hemos podido ver ‘Mañana empieza todo’ y esta es nuestra crítica! “Comedia divertida, con buen ritmo y escenas dramáticas convincentes”

Mañana empieza todo‘, es una comedia-drama francesa que no pasa desapercibida. La presencia de Omar Sy (‘Intocable‘) en el reparto y un guión muy humano y conmovedor tienen mucho que ver. El director Hugo Gélin logra que la película sea mucho más profunda que una simple comedia al uso.

Remake de la película mexicana ‘No se aceptan devoluciones'(2013) del director Eugenio Derbez, adaptado especialmente para Omar Sy. El premiado actor francés sigue resultando divertido y entrañable, con un talento singular ya habitual para el gran público, pero innova y rompe la barrera emocional en el papel de un padre soltero dedicado y rebosante de amor. El resto del reparto está a la altura (destacando Clémence Poésy y la joven revelación Gloria Colston como la hija del protagonista).

Crítica de 'Mañana empieza todo'

La historia bascula en una alternancia completamente estudiada para pasar de la risa al llanto en un instante, recuperándose de un momento muy emotivo para volver a sonreír. Esto podría parecer un poco brusco; sin embargo, la increíble fluidez del guión ofrece al espectador esta montaña rusa de emociones de forma natural.

Comedia divertida, con buen ritmo y escenas dramáticas convincentes

El tema no es nuevo (descubrimiento de la paternidad, la discusión de una pareja por la custodia de la niña, el remordimiento) pero el guión es suficientemente inventivo para hacer una historia atractiva. Es una comedia divertida, con buen ritmo (incluida la música de Rob Simonsen, que aporta mucho en este sentido) y con convincentes escenas dramáticas. Además, la película reserva ciertas sorpresas gracias a los diálogos voluntariamente ambiguos que dejan lugar al suspense.

Con un final intenso, ‘Mañana empieza todo‘ debe su éxito a la acertada combinación de película ligera y dura al mismo tiempo. Puro espectáculo emocional, que nos hace salir de la sala de cine con unas ganas inmensas de aprovechar cada minuto de nuestras vidas.