Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘Lovely Bones’

Crítica de ‘Lovely Bones’

Compartir

Peter Jackson dirige ‘Lovely Bones’ después de su gran trilogía del señor de los Anillos y King Kong

Póster de Lovely BonesSe había creado mucha expectativa, pero ‘Lovely Bones’, no esta ni mucho menos a la altura de las películas mencionadas.

El film trata de una familia del típico barrio residencial de los años setenta, que se enfrenta al drama de perder a su hija mayor.

Cuando muere la niña se queda encerrada en un mundo paralelo o limbo, antes de entrar en el cielo. Las imágenes de los paisajes creadas por ordenador son espectaculares. Pero hace que no se tome en serio la otra parte de la historia, es decir, el sufrimiento de la familia.

Trata de ser una mezcla de “Mistic River”, dramón de Clint Eastwood de un padre que intenta descubrir quien mata a su pequeña hija y “Agárrame esos fantasmas”, comedieta de ciencia ficción. Puede ser que ese sea su problema que se queda a mitad de las dos propuestas, haciendo que se anulen.

Lo peor probablemente es la actuación de Mark Whalberg, nunca llega a convencer y no esta a la altura del film. La mejor interpretación recae sobre Stanley Tucci el asesino de la niña. Por otra parte tenemos a Susan Sarandon como la abuela de la familia, su interpretación esta llena de matices y desdramatiza todo el rato la tragedia ocurrida.

El asesinato nunca se ve, por tanto el espectador no llega a juzgar al asesino y no llega a ponerse de parte de Whalberg. Por último el final es un absurdo sacado de los peores gags de “Destino Final”.

Lo que estaba llamado a ser una película que optara a los oscars, se ha quedado muy atrás en sus expectativas dejándola sin más en algo sencillamente correcto.


Compartir

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.