Inicio Cine Crítica ‘Los mundos de Coraline’

Crítica ‘Los mundos de Coraline’

612

Henry Selick regresa con su nueva película en Stop motion con ‘Los mundos de Coraline’ adaptación de la obra de Neil Gaiman

Basada en el superventas internacional de Neil Gaiman,Los mundos de Coraline’ está escrita y dirigida por Henry Selick, el realizador de ‘Pesadilla antes de Navidad’ (Tim Burton solo produjo el film) y con la magnifica partitura de Bruno Coulais (Los chicos del Coro), CORALINE es la primera película de animación stop-motion rodada en 3-D y alta definición.

Cuenta la historia de una joven (con la voz de Dakota Fanning) que abre una puerta secreta en su nueva casa y descubre una segunda versión de su vida. A primera vista, la realidad paralela es curiosamente parecida a su vida de verdad, aunque mucho mejor. Pero cuando su increíble y maravillosa aventura empieza a tomar un cariz peligroso y su otra madre (la voz de Teri Hatcher) intenta mantenerla a su lado para siempre, Coraline deberá recurrir a su determinación y coraje, a la ayuda de los vecinos y a un gato negro con el don del habla para salvar a sus auténticos padres, a unos niños fantasmas y regresar a casa.

los mundos de Coraline

Selick hace un gran trabajo, y técnicamente está muy bien, la historia es una versión de ‘Alicia a través del espejo’ pero más oscura y hubo algún detalle que incluso me recordó al ‘Laberinto del Fauno’, sobre todo en la forma que pasa de un mundo a otro Coraline, sin embargo le falta algo de chispa pretende ser una película infantil sin serlo, y aunque hay momentos muy buenos también hay otros en los que resulta un tanto aburrida, y no llega a ser tan genial como ‘Pesadilla antes de navidad’, en la que se nota sin duda la mano de Burton.

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.