Inicio Cine ‘LEGO Batman’, entretenimiento familiar a la altura de los tiempos

[CRÍTICA] ‘LEGO Batman’, entretenimiento familiar a la altura de los tiempos

310

Esta enérgica versión LEGO de Batman, comandada por Chris McKay, está edificada como un brickfilm a medio camino entre el ingenio de su hermana mayor –‘La LEGO película’– y la sátira simplona e irreverente de ‘Deadpool’.

Concebida como azote del tándem Warner/DC, la cinta arranca carcajadas a golpe de gag casi con más frecuencia que olvida su propósito.

crítica de 'La LEGO Batman Película'

Nota: Este artículo no es una comparativa entre ‘LEGO Batman’ y ‘La LEGO película’, aunque formen parte de la misma estirpe de brickfilms satíricos.

Minutos después de ser avasallados por uno de los prólogos más socarrones de la década, Chris McKay nos revela que su estrategia está muy lejos de definir a LEGO Batman como retrato de El Caballero Oscuro, y a la vez muy cerca de convertirla en un muestrario de villanos y, en suma, de los códigos conservadores que definen al personaje más ansiadamente oscuro de DC Cómics. Batman relativizando la importancia de los superhéroes en el mundo posmoderno, convencido de su capacidad para mantener el orden establecido sin ayuda de nadie, adscrito a la orden del conservadurismo sellada por su creador; McKay, irreverente, haciendo que nos riamos de esos tópicos. Con estos ingredientes, es inevitable que el cóctel nos traslade, pullas a la industria mediante, a la estratosfera donde Deadpool sigue masticando chimichangas -hay una mención al plato incorporada con fórceps- y mofándose de sus compañeros. La soledad de un conservador con máscara frente a la fama que ostenta su otro yo, todo hidratado con capas y capas de situaciones hilarantes -jamás olvidaremos el rap heavy de apertura-; una reconstrucción de las películas que componen la saga presentada en analepsis; y alguna que otra digresión con la que rebajar el nivel del (simplón) hijoputismo que practica. Ese es su principal propósito y hasta allí nos conduce con más o menos gracia, más o menos ritmo.

crítica de 'La LEGO Batman Película'

Cuando, en los albores de la década pasada, se estableció el brickfilm -películas de animación elaboradas a partir de piezas de LEGO- como género más que respetable con el que realizar parodias a bajo coste, muchos imaginábamos que nuestros iconos de la cultura pop serían, de una vez por todas, puestos en su sitio. Como si el bueno de Morgan Freeman hubiese transmutado el sueño en realidad, años más tarde nos encontramos con un dispositivo que, en clave satírica, arrasa con los ideales de un buque insignia como el murciélago de Gotham; la opereta que un cineasta como McKay (quien valora en su justa medida al mundo nerd) está destinado a orquestar. De modo que, combinando el CGI con un elocuente empleo del stop-motion, se sirve de la estética creada por una multinacional de juguetes archiconocidos para confeccionar un entretenimiento familiar a la altura de los tiempos, esos en los que se ha aceptado como válida la desmesurada proliferación de héroes con capa y falsos dioses en la gran pantalla.

Aquí se cruzan el análisis sobre la posición de los superhéroes en el mundo -y en particular del huérfano más famoso de la Historia- y las ganas por trascender un género en el que cada vez hay más cliché y menos imaginación -paradoja que, en LEGO Batman, no se aprecia. Es en la acelerada cadencia con la que se suceden los chistes (sobre el comportamiento del Bruce Wayne nostálgico, el síndrome sociopático de su álter ego o su vínculo con El Joker) y las batarang lanzadas contra la yugular del tándem Warner/DC, donde se encuentran las razones por las que LEGO Batman es la candidata perfecta (de 2017) para entrar en los anales de la comedia. Muy a pesar de cometer perjurio con secuencias absolutamente prescindibles, motivo por el que no termina de impactar en las retinas de aquellos no asiduos, ya no a viñetas, sino a la propia saga cinematográfica, McKay nos convence de que la ironía sobre un anti-escapista escabulléndose de sus responsabilidades como ser humano, sea tan congruente como juntar a un grupo de villanos para combatir a otro grupo de villanos. Un delirio proyectado con voces inmejorables que, maldita sea, nos encanta.

Tráiler de ‘LEGO Batman’