Inicio Cine Crítica: ‘Las crónicas de Blancanieves: El cazador y la reina del hielo’

Crítica: ‘Las crónicas de Blancanieves: El cazador y la reina del hielo’

3248

Las crónicas de Blancanieves

Hoy llega a los cines  ‘Las crónicas de Blancanieves: El cazador y la reina del hielo’, que contará de nuevo con Chris Hemsworth y Charlize Theron;  que además compartirán protagonismo con  Jessica Chastain y Emily Blunt.

Dirigida por Cedric Nicolas-Troyan, la historia nos lleva mucho tiempo antes de la derrota de la malvada reina Ravenna (Charlize Theron) ante Blancanieves.

Ravenna presencia como su hermana Freya (Emily Blunt) sufre una traición que le rompe el corazón y que la hará huir del reino. Desde entonces, Freya vive en un palacio invernal, donde ha creado una legión de cazadores, pero descubre que sus dos mejores guerreros, Eric (Chris Hemsworth) y  Sara (Jessica Chastain) han incumplido la única regla impuesta: desterrar el amor eternamente de sus corazones.

Tras la muerte de su hermana, Freya reúne a los cazadores y les ordena traer el espejo mágico de la única hechicera capaz de destruir su poder. Será entonces cuando las malvadas hermanas siembren el terror en el reino encantado.

La cinta es una especie de precuela de ‘Blancanieves’, aunque hayan prescindido de ella, en la que a través de una estética de cuento muy recargada nos cuenta que el amor puede superar todas las barreras.

Las crónicas de Blancanieves

Una película de argumento sencillo y entretenido, aunque de metraje algo largo para lo que se quiere contar. Sin duda lo que más sostiene la historia, es el glamuroso reparto de actores, que bien alegran la vista, tanto al público femenino (con Chris Hemsworth) y al masculino (con Charlize Theron, Emily Blunt y Jessica Chastain).

La producción corre a cargo de Joe Roth, un veterano en adaptaciones de cuento a la pantalla, como Maléfica o Alicia en el país de las maravillas, por lo que nos llevará más allá de una simple historia de amor o cuento de hadas trasladándonos a un mundo imaginario.

Los buenos efectos especiales  que recrean la ambientación así como la increíble labor de vestuario, recuerdan bastante a películas como Narnia o Frozen, sobre todo en el personaje de Freya, la reina del hielo.

La película mezcla acción, lucha y romance que se centra, mayormente, en los sentimientos de los dos personajes de Eric y Sara. Gustará a todos aquellos que disfrutaron con su cinta predecesora, ya que conserva a dos de sus principales personajes aunque esta vez, la historia no es tan oscura.