Inicio Cine Críticas de cine Crítica: La conspiración de noviembre

Crítica: La conspiración de noviembre

Compartir

Pierce Brosnan protagoniza el thriller ‘La conspiración de noviembre’, dirigida por Roger Ronaldson. Una película cargada de acción que se estrenará en España el próximo día 13 de Marzo.

Brosnan se mete en la piel de un ex agente de la CIA llamado Peter Deveraux, que sale de su retiro para realizar la misión de proteger a la testigo Alice Fournier, protagonizada por Olga Kurylenko, una joven que podría desenmascarar un antiguo caso de conspiración. Siguiendo las pistas le llevarán a descubrir que el mismo se convierte en el objetivo de su antiguo compañero en la CIA, David Manson y con la certeza de que hay un enemigo infiltrado en la agencia.

El guión de la cinta está escrito por Michael Finch y Karl Gajdusek basado en la novela de Bill Granger ‘There Are No Spies’ de la serie de libros ‘November Man’.

Tanto Brosnan como Kurylenko, provienen de la saga de 007 y aunque ambos actores están familiarizados con el tema de los agentes secretos, esta película poco tiene que ver con la de las sagas de James Bond. Aunque pueden apreciarse algunas semejanzas como las secuencias de acción, el argumento es algo más complejo y se centra en una conspiración que salpica al futuro presidente de Rusia.

El comienzo de la historia resulta algo confuso, pero según avanza la trama se van descubriendo nuevas pistas y esclareciendo dudas. La cinta está llena de giros argumentales, las cuales llevan a cada uno de los personajes a una lucha interior y a la desconfianza entre ellos.

critica de La conspiracion de noviembre

Quien mejor representa estas luchas internas es el personaje de David Manson, a quien da vida el australiano, Luke Bracey que a pesar de ser desconocido en nuestro país, en Australia es famoso por su papel en la serie Home and Away.

Alice Fournier, interpretada por Kurylenko, es la protagonista femenina de la trama y ella también sufre cierta lucha intentando afrontar su pasado y ayudando a Peter Deveraux a destapar una conspiración muy peligrosa en la que se vio involucrada como testigo.

La película tiene mucha acción, con las típicas persecuciones de coches, tiroteos y enfrentamientos cara a cara entre los personajes y aunque aporta poco a la trama principal entretiene al espectador. La historia bien desarrollada y es bastante intrigante, sin saber de qué parte están los personajes hasta el final.

Brosnan es ya un veterano en este tipo de películas y aunque no sea el papel de su vida, se deja ver. Lo más destacable son las notables actuaciones de Olga Kurylenko y Luke Bracey, quizás por ser papeles más complejos que el de Brosnan.

Por otra parte, la explicación al título de la película no lo deja del todo claro, ya que la trama no se desarrolla durante el mes de noviembre. En mi opinión la explicación es algo pobre y deja al espectador con dudas o algo indiferente.

En resumen, es una película entretenida que cumple con su objetivo, entretener con grandes dosis de acción y giros argumentales que confunden al espectador.

Lo mejor: No se hace muy larga de ver gracias a todos esos elementos intrigantes
Lo peor: El tema del típico agente secreto a quien le tienden una trampa no sorprende y está algo visto.


Compartir
Tania Martín Hernández

Periodista y Técnico Superior en Realización de audiovisuales.

Apasionada del cine, me encanta Star Wars y los cómics de Marvel y DC. De vez en cuando le doy al vicio de los videojuegos.

“Pequeña friki en potencia”, me suelen decir.