Noticias / Cine / Críticas de cine / Crítica King’s man: La primera misión de los agentes secretos de Mark Millar
Críticas de cine

Crítica King’s man: La primera misión de los agentes secretos de Mark Millar

Ya está en cines tras muchos retrasos por múltiples motivos King’s man: La primera misión y esto es lo que nos ha parecido.

King’s man: La primera misión es la precuela de Kingsman: Servicio secreto, adaptación de la serie de cómics The secret service creada por Mark Millar y Dave Gibbons, ya está en cines, en ella nos transportan a los inicios de la agencia británica de inteligencia cuyos agentes secretos adoptan nombres en clave de los caballeros de la mesa redonda del Rey Arturo, y conoceremos su explicación de por qué.

La historia como decimos nos traslada al año 1914, siguiendo a un grupo formado por los peores tiranos y las mentes criminales más malvadas de la historia cuyos planes tienen como objetivo desencadenar lo que conocemos como la primera guerra mundial, un evento que aniquilará a millones de seres humanos y cambiará el curso de la historia para siempre. Sin embargo un hombre se levantará y librará una batalla a contrarreloj para detenerlos. En The King’s Man: La primera misión, descubrimos los orígenes de la primera agencia de inteligencia independiente.

The King’s Man: La primera misión, está dirigida por Matthew Vaughn (responsable de las dos primeras películas, X-men: Primera generación), y protagonizada por Ralph Fiennes, Gemma Arterton, Rhys Ifans, Matthew Goode, Tom Hollander, Harris Dickinson, Daniel Brühl, con Djimon Hounsou y Charles Dance.

Matthew Vaughn, David Reid y Adam Bohling son los productores, y Mark Millar, Dave Gibbons, Stephen Marks, Claudia Vaughn y Ralph Fiennes ejercen de productores ejecutivos. The King’s Man: La primera misión, esta basada en la serie  de cómic The Secret Service de Mark Millar y Dave Gibbons. La historia es de Matthew Vaughn y el guion es obra de Matthew Vaughn y Karl Gajdusek.

Los inicios de la gran guerra

La cinta en primer lugar mezcla hechos reales de la historia con la ficción, revelando el asesinato del asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria y su esposa Sofía Chotek, en Sarajevo, suceso que desencadenó en la primera guerra mundial. Ralph Fiennes interpreta al Duque de Oxford, el cual tras la muerte de su esposa jura proteger el mundo y colabora con la corona británica en misiones de inteligencia, trata en primer lugar detener sin éxito la explosión de la primera gran guerra y después detenerla.

Esta entrega de los Kingsman es bastante más seria que las dos películas anteriores, que sin embargo gracias a la dirección de Vaughn mantiene su estética visual. Ralph Fiennes está soberbio como siempre, aunque si hay que destacar la interpretación de alguno de los miembros del elenco, ese seria, Rhys Ifans, que está increíble como Grigori Rasputín, el místico ruso que ejerció una gran influencia en los últimos días de la dinastía Románov.

rhys ifans rasputin

En cuanto a la acción es entretenida e intercala momentos bélicos con una historia de espías más clásica y sin los artilugios modernos de las típicas películas de espías como 007, o sus dos entregas anteriores, que ya se desarrollan en la actualidad.

Si hay que sacarle un pero es que peca de predecible, el villano principal aunque se mantiene oculto durante toda la película, al final utiliza un recurso tan gastado como el de ocultar su rostro para que el espectador no lo reconozca en los personajes que ya han aparecido, así como algunos sucesos que se ven venir. También el hecho de seguir unos eventos que sucedieron en la realidad te hace saber cuál va a ser el desenlace lo cual hace que se eche en falta el factor sorpresa al final de la película, o un giro de tuerca del estilo Malditos Bastardos.

En definitiva una The King’s man: La primera misión, gustará a los fans de la franquicia que descubrirán los inicios de la agencia, y algunos easter eggs como la mención al Whisky Statesman (la destilería que dirige la agencia de inteligencia independiente en Estados Unidos en este universo); y deja su final abierto para una secuela, por lo que es probable que veamos más aventuras del Duque de Oxford alias Arthur y sus caballeros.

Te recomendamos