Noticias / Cine / Críticas de cine / Crítica Jungle Cruise: Aroma a cine clásico de aventuras
Críticas de cine

Crítica Jungle Cruise: Aroma a cine clásico de aventuras

Jungle Cruise

El próximo 30 de julio se estrena en cines y Disney + con coste adicional, Jungle Cruise, película inspirada en la famosa atracción de Disneyland, con Dwayne Johnson y Emily Blunt como protagonistas

Desde hace tiempo los estudios Disney, han encontrado inspiración en las atracciones de sus parques temáticos para sus películas, la más famosa Piratas del Caribe, la cual fue todo un éxito y tuvo varias continuaciones (actualmente hay una nueva entrega en proceso); Dinosaurio de 2000, película que se convirtió en la primera cinta de animación realizada completamente en 3D por Disney, que contó con un presupuesto de 127 millones de dólares y obtuvo 349 millones en todo el mundo;  pero también el estudio ha contado con algunos fracasos como The Haunted Mansion, película protagonizada por Eddie Murphy en 2003 que con un presupuesto de 90 millones consiguió unos discretos 182 millones, Tomorrowland, película que a pesar de contar con George Clooney y un presupuesto de 190 millones de dólares, tan solo recaudó algo más de 209 millones, y The Country bears de 2002, película basada en la atracción Country Bear Jamboree, quizás uno de los mayores fracasos del estudio en cuanto a películas inspiradas en sus atracciones, la película contó con un discreto presupuesto de 38 millones de dólares y apenas recaudó 18 millones en todo el mundo. Ahora se estrena Jungle Cruise y huelga decir que lo tiene todo para convertirse en un exitazo a la altura de la franquicia de Piratas del Caribe.

El director

Jungle Cruise está dirigida por Jaume Collet-Serra, director español que saltó a la fama en Hollywood por dirigir cintas de terror como El museo de Cera (2005), La huérfana (2009). Sin embargo fue en el cine de acción con su actor fetiche Liam Neeson, donde el director encontró el camino del éxito con películas como Sin identidad (2011), Non Stop (2014), Una noche para sobrevivir (2015) o El pasajero (2018). Para el director la película producida por Disney es su primera gran superproducción, y actualmente ha terminado el rodaje de Black Adam para DC films, donde ha vuelto a dirigir a Dwayne Johnson, actor que ha protagonizado Jungle Cruise junto a la siempre encantadora Emily Blunt.

La película

La película ambientada en la época de la primera guerra mundial, sigue a la Dra. Lily (Emily Blunt), una científica que por su posición de mujer tiene muy complicado conseguir ayuda para sus investigaciones,  viaja desde Londres a la selva amazónica y contrata los cuestionables servicios de Frank (Dwayne Johnson) para que la guíe río abajo en La Quila, su destartalada pero encantadora embarcación.

La misión de Lily es encontrar un antiguo árbol con poderes curativos sin precedentes que podría cambiar el futuro de la medicina. En esta búsqueda épica, la extraña pareja deberá enfrentarse a todo tipo de peligros y fuerzas sobrenaturales que se esconden en la engañosa belleza de la exuberante selva tropical. Pero a medida que se van conociendo los secretos del árbol perdido, Lily y Frank afrontarán todo tipo de dificultades. Veremos cómo su destino y también él de la humanidad penden de un hilo.

Jungle Cruise es una película entretenida de principio a fin, un cóctel que recuerda a las aventuras de Indiana Jones o Rick O´Connell en La momia, con algunos toques de Piratas del Caribe, aunque esta referencia es más por el grupo de antiguos conquistadores españoles dirigidos por el capitán Aguirre (Edgar Ramírez) y sus soldados, OJO a los personajes interpretados por Quim Gutiérrez (El vecino) y sobre todo al de Dani Rovira (Súper López). Estos personajes al igual que en las películas de Jack Sparrow, han sido maldecidos por sus crímenes cuando trataban de encontrar el árbol medicinal, y comparten estética con la tripulación de Davy Jones, además de adquirir ciertas habilidades sobrenaturales que pondrá en apuros a los héroes de la película.

Destacar la química entre Dwayne Johnson y Emily Blunt que funciona de maravilla, formando una pareja divertida muy al estilo de Indi y Marion en En busca del arca perdida o la formada por Joan Wilder y Jack T. Colton en Tras el corazón verde, así como la interpretación del villano de la película Jesse Plemons, que encarna a un príncipe alemán cuyo objetivo es conseguir alcanzar el árbol para decantar la guerra a favor de su país.  La música de James Newton Howard, recuerda mucho al estilo de John Williams utilizado en Indiana Jones, que sin duda hace recordar las aventuras del intrépido arqueólogo en está épica aventura.

Por supuesto tampoco faltan los guiños a la famosa atracción de Disneyland que hará las delicias de los han estado en ella. En definitiva todo un homenaje al cine de aventuras de los 80 y 90 que no te cansarás de ver una y otra vez.