Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘Jumanji: Bienvenidos a la Jungla’: Divertida, pero olvidable

Crítica de ‘Jumanji: Bienvenidos a la Jungla’: Divertida, pero olvidable

Compartir

Esta es nuestra crítica sin spoilers de ‘Jumanji: Bienvenidos a la Jungla’ 

¿Nostalgia de ‘Jumanji‘? ¿Tenéis miedo de que esta continuación os fastidie un bonito recuerdo? No os preocupéis porque esta película no tiene absolutamente nada que ver con la primera parte. Es algo totalmente nuevo y eso atañe la bueno y a lo malo.

Lo peor de ‘Jumanji: Bienvenidos a la Jungla’ es que guionistas de 40 años intentan describir cómo son los jóvenes de hoy en día, cayendo en clichés y estereotipos.

Empezando por lo malo debemos quedarnos con lo ridículo del casting adolescente. Un grupo de guionistas de 40 años intentan describir como son los jóvenes millenials y se quedan en el cliché más superficial y menos trabajado. Aciertan en cosas (como el gag del selfie) pero es lo que tienen los clichés, que a veces son ciertos. Así pues nos encontramos con un grupo de adolescentes estereotipados (el freak cobarde, la guapa tonta, la nerd inteligente y escéptica y el grandullón popular que juega al fútbol americano, ¿imagináis un tópico mayor?).

Jumanji: Bienvenidos a la Jungla (2017)

La trama romántica se vuelve previsible al máximo y poco sorprende lo que vamos a ver a lo largo del metraje. Sin embargo no tendremos que aguantar mucho a estos chicos porque rápidamente se convierten en sus avatares del “mundo Jumanji“. La cosa va así: resulta que los jóvenes de hoy en día ya no juegan a juegos de mesa así que el mítico juego original se convierte en videojuego, en ese momento viendo la película pensé: “Mátame camión”, y absorbe a los protagonistas que deberán completar el videojuego para así salir de Jumanji y salvar la vida.

En ‘Jumanji: Bienvenidos a la Jungla’ las risas son constantes y la comedia está muy bien hilada.

Cuentan para ello con tres vidas para gastar (buen guiño). Estos adolescentes entran al juego y se convierten en el alter ego que han elegido previamente: el freak se convierte en The Rock, la nerd en una chica cañón que sabe pegar duro, el jugador de fútbol en un secundario bajito y, aquí viene lo mejor de la peli, la chica tonta se convierte en Jack Black. A partir de aquí comienza un juego muy divertido. A excepción de un insoportable Kevin Hart los demás personajes son una maravilla.

Jumanji: Bienvenidos a la Jungla (2017)

Dwayne Johnson desprende la comedia habitual y un insuperable Jack Black se convierte en el alma de la fiesta. Baste decir que no soy un gran fan de Black pero aquí es imposible no reír con él. Tan bien está construido el personaje que no chirría ni un segundo. Las risas son constantes y la comedia muy, muy bien hilada. Y es que si los guionistas no se han molestado lo más mínimo en ofrecer unos personajes creíbles parece que sí han gastado todo su armamento en que los personajes del videojuego nos hagan pasar un buen rato.

En resumen…

Merece la pena dedicarle un par de horas a la película a pesar de que la acción en la primera entrega de Jumanji era eléctrica e incluso agobiante, convertían las estampidas en un momento de pura emoción, y aquí eso no pasa. La acción se queda en puramente anecdótica en una película que funciona cuando quiere hacer reír pero falla en todo lo demás.


Reseña Panorama
Crítica de 'Jumanji: Bienvenidos a la Jungla'
Compartir