Inicio Cine Crítica 'Guerra Mundial Z': Peliculón con mayúsculas. Por Eduardo Quintana

Crítica 'Guerra Mundial Z': Peliculón con mayúsculas. Por Eduardo Quintana

482

Aunque parezca increíble, hay que esperar al 2 de agosto para ver en las carteleras españolas Guerra Mundial Z, cinta que se postula como uno de los bombazos del año, y que se ha estrenada este fin de semana en Estados Unidos, el preestreno ha sido realizado ya doblado al castellano y en 3D. A parte de los desconocidos motivos que han llevado a Paramount a retrasar tanto su estreno, hay que felicitar a Brad Pitt por el sorprendente detalle de acercarse hoy a Madrid a presentarla.

Después de todos los problemas que ha tenido la producción y, sobretodo, postproducción de esta película, y con el miedo que daba encontrarse con un producto pobre hipertrofiado por la publicidad masiva que está teniendo, ha resultado ser todo un espectáculo y una sorpresa mayúscula. No queda otra que rendirse ante una película que aprovecha muy bien sus virtudes y minimiza sus defectos. Así es, Guerra Mundial Z es pura adrenalina y tensión, no dejando apenas momento de respiro.

Cuando el mundo comienza a ser invadido por los infectados, un investigador de las Naciones Unidas, Gerry Lane (Brad Pitt) deberá acompañar a un experto a encontrar el origen de la pandemia, recorriendo el mundo siguiendo las pistas de su origen, mientras intenta sobrevivir al caos y al ataque de los enfurecidos infectados.

Por muchos rostros conocidos que fugazmente aparezcan en pantalla, el gran foco de interés y absoluto protagonista es Brad Pitt, ocupando prácticamente cada plano de esta película dirigida por Marc Forster, director de films como ‘Quantum of solace’ o ‘Monster´s ball’. En un principio, pudiera parecer que Forster no era el más indicado para hacerse cargo de ella, pero acaba dándole una tensión y nervio de la que adolecen la mayoría de películas del género.

Cuando parecía que ya nada se podía innovar en las películas de zombies, aparece Brad Pitt para comandar una cinta que sorprende no sólo por sus espectaculares secuencias de acción, sino también por su equilibrio en la trama. Puede que poco o nada tenga que ver esta película con el formidable libro en el que se basa, pero Max Brooks puede estar orgulloso del sorprendente giro que le han dado a su relato.

En resumen, nos encontramos ante una excelente cinta de acción, repleta de momentos de tensión y algún que otro susto bien llevado que hará las delicias de los amantes del género. Este nuevo tratamiento y actitud de los infectados es todo un descubrimiento, regalándonos secuencias formidables.

Lo mejor: Que lejos de tropezar en los tópicos del género de zombies, se reinventa y avanza a un ritmo vertiginoso, no dejando apenas momentos de relax.

Lo peor: Un 3D bastante desaprovechado e innecesario en la mayoría de sus planos (salvo alguna pequeña excepción).

Nota: 8,5

Os dejamos el vídeo de lo vivido en el evento.

Síguenos en Twitter: @cinemascomics y @EduQuintana16

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.