Inicio Cine Críticas de cine Crítica “El Hobbit: La desolación de Smaug”: La desolación de Peter Jackson.

Crítica “El Hobbit: La desolación de Smaug”: La desolación de Peter Jackson.

923

El HOBBIT: La desolación de Smaug

Se estrena este viernes 13 la continuación de la trilogía que se ha sacado de la manga Peter Jackson respecto al (corto) libro original de J.R.R. Tolkien, ‘El Hobbit’. De esta forma, sigue contándonos cómo prosiguen su viaje hacia la montaña solitaria Gandalf, Bilbo Bolsón, Thorin y los otros 12 enanos que les acompañan.

De nuevo contamos con un metraje que supera las 2 horas y media y al reparto de la primera entrega, sumándose al viaje los elfos del bosque, Legolas (Orlando Bloom) y Tauriel (Evangeline Lilly) entre otros. Pero la incorporación más importante (y más fiel al libro) es la del Dragón Smaug, al cual le pone su imponente voz Benedict Cumberbatch (“Sherlock”); convirtiéndose en lo mejor de la cinta su duelo con el pequeño hobbit entre las montañas de oro que se acumulan bajo la Montaña Solitaria.

La película empieza fuerte, explicándonos con un flashback cómo se conocieron Thorin y Gandalf, dando origen a este largo viaje de reconquista. Pero una vez de vuelta al momento donde dejamos a nuestros protagonistas, contemplamos cómo el Señor Jackson vuelve a juguetear con el libro, cambiando cada dos por tres lo expuesto en el relato original; así pues, vemos cómo añade multitud de secuencias y personajes. Lo más curioso es cómo desvirtúa la aparición de Beorn, cambiándola totalmente respecto al libro; lo cual no quiere decir que sea peor, pero es evidente que pierde parte de ese encanto y esa picaresca que le proporciona Gandalf a dicho momento, transformándose en una secuencia de carrera y posterior momento dramático, arrancándole toda la comicidad al primer encuentro con el hombre oso.

Legolas-y-Tauriel

Por tanto, es inevitable darse por vencido e intentar disfrutar de este universo de Tolkien ampliado por el director neozelandés, el cual se encuentra ya tan hinchado que se le ven las estrías por todos los lados. A estas alturas de la aventura, es evidente que la historia podría haberse reducido a una o dos películas como mucho, puesto que lo añadido para esta ocasión no acaba de ser totalmente convincente.

Todo esto no quiere decir que no sea disfrutable, porque sí lo es, teniendo grandes momentos de aventura y numerosas dosis de acción; pero tanto ensanchar el cuento acaba por cansar un poco, debiendo mantener la fe para ver si con la tercera y última película (ahora sí que sí, no hay material para ampliarla más) consigue levantar unos ánimos que se han visto un poco enturbiados con ésta.

En definitiva, nos encontramos ante una buena película de aventuras, que seguramente gustará a todos los fans de Tolkien (a casi todos, porque más de un seguidor acérrimo se escandalizará con algunos cambios o añadidos) y a todos los que echaban de menos a Legolas. Hay dos cosas a destacar, la primera son las escenas del dragón, magníficas visualmente y espectacular la voz del dragón, imprescindible verla en versión original (aunque sea en un futuro, ya con el DVD/Blu-Ray comprado en casa). La segunda es la excesiva duración, notándose en ésta mucho más que en la primera.

Lo mejor: el Dragón Smaug, tan espectacular como cabría esperar de él.

Lo peor: El exceso de metraje y los numerosos añadidos y cambios, que desvirtúan demasiado el viaje original imaginado por Tolkien.

Síguenos en Twitter: @cinemascomics y @EduQuintana16

Edu16k
"Eduardo Quintana: Licenciado en Derecho que demasiado tarde descubrió que se había equivocado de carrera, se dedica a devorar todo tipo de cine, desde el de culto al tan pésimo que consigue dar la vuelta (como la reciente "Sharknado").No concibe un día sin haber visto al menos una película o capítulo de una serie de TV, junto a una cachimba. Adora los videojuegos y los cómics, y cualquier libro que caiga en sus manos será irremediablemente leído.Fan de los blockbusters, "Juego de tronos", "Friends", "The Big Bang Theory", "Los Simpson", etc.También colabora como redactor y Twitter Manager en Cineralia y, cuando le dejan, en De fan a fan."