Inicio Blog

Crítica de ‘Desencanto’ (Netflix): Como mezclar ‘Juego de Tronos’ con ‘Los Simpson’

Ya hemos podido ver ‘Desencanto’ en Netflix, la nueva serie de Matt Groening, y es como ver ‘Los Simpson’ metidos en ‘Juego de Tronos’.

Se veía venir en los tráilers… La asociación entre Matt Groening, creador de ‘Los Simpson‘, y Netflix con ‘Desencanto‘ iba a dar una mezcla entre la serie de animación de la familia más querida de Estados Unidos y un universo similar al de ‘Juego de Tronos‘. Gracias a la plataforma streaming hemos podido ver los dos primeros episodios de la serie y, antes de comentaros lo que hemos podido disfrutar, vamos a compartir la sinopsis oficial de ‘Desencanto‘ para que sepáis qué es lo que podéis esperar de esta serie de animación cuando se estrene en Netflix dentro de una semana. Esta es la sinopsis oficial de la serie animada:

Nueva serie de animación de Matt Groening, ahora ambientada en la Edad Media y que narra las desventuras de una princesa aficionada a la bebida, su enérgico acompañante elfo y su demonio particular. En ‘Desencanto’, los espectadores serán trasladados al mundo medieval en ruinas de Dreamland, donde seguirán las desventuras de Bean, una joven princesa a la que le gusta beber, Elfo, su enérgico compañero y Luci, su demonio personal. En el camino, el trío disfuncional se encontrará con ogros, arpías, trolls, duendecillos, diabillos, morsas y muchos humanos tontos.

Bean viene a romper con los estereotipos de la mujer en los cuentos de hadas y es una princesa más cercana a Barney Gumble que a Rapunzel

Lo primero que nos ha llamado la atención del primer episodio de ‘Desencanto‘ ha sido la duración, puesto que han sido 40 minutos que, siendo una serie de animación, son el doble de lo esperado (aunque no es la tónica habitual del programa, solo se trata del piloto). La historia nos sumerge de lleno en la gran protagonista (Bean), una princesa que viene a romper con los clásicos estereotipos de los cuentos de hadas y que está más cerca de Barney Gumble que de Rapunzel. Lo mismo sucede con Elfo, un elfo que vive en un lugar idílico donde tomó el mundo es feliz, canta, trabaja y disfruta de la vida. Todo el mundo, menos él, incapaz de disfrutar de nada, odiando su vida y a sí mismo y deseando escapar de allí de una maldita vez.

Crítica de Desencanto (Netflix): Como mezclar Juego de Tronos con Los Simpson

Precisamente, ese punto de partida de “buscar tu sitio” es lo que empuja a ambos personajes -y al demonio Luci– a unirse y, a pesar de ser un grupo bastante disfuncional, a adaptarse los unos a los otros. La historia, además, tiene ese atractivo de la fantasía medieval y la sensación no es otra que la de estar delante de un nuevo ‘Los Simpson‘ pero en el universo de ‘Juego de Tronos‘, ‘El Señor de los Anillos‘, ‘Eragon‘ y demás. Un auténtico acierto que, potenciado por una animación perfecta, hacen de ‘Desencanto‘ algo paradójica y contradictoriamente encantador.

El estilo Groening se multiplica en Netflix

Crítica de Desencanto (Netflix): Como mezclar Juego de Tronos con Los Simpson

Y es que, si hay algo maravillosamente cercano en este proyecto, eso es la animación. El estilo de Matt Groening se multiplica aquí, como ya sucedía en ‘Futurama‘, en comparación con la vida en Springfield. Los diseños de personajes no son realmente destacables, ni tampoco rompedores, e incluso podríamos llegar a considerarlos repetitivos en tanto en cuanto hablamos de la mitología mattgroeningniana. Sin embargo, los diseños de los entornos y las localizaciones y el arte de ‘Desecanto‘ son espectaculares. Matt Groening ha dotado de muchísima vida a su nuevo universo y la sensación es tan placentera que pronto nos sumergimos en la aventura de Bean, Elfo y Luci y nos sentimos tan en casa que no podemos evitar preguntarnos: ¿no llevamos viendo esta serie toda la vida? ¡Y solo con dos episodios!

Milcomics.com tienda de cómics y figuras de Tintín, Star Wars, Marvel y DC' Comics