Inicio Cine Críticas de cine

X-Men: Fénix Oscura: indigno final de una saga

X-Men: Fénix Oscura supone el final de la franquicia en Fox, la película dirigida y guionizada por Simon Kinberg, y protagonizada por James McAvoy, Sophie Turner y Jennifer Lawrence entre otros

Los mutantes de Marvel se enfrentan a su enemigo más poderoso en X-men: Fénix oscura: uno de sus miembros, Jean Grey. Durante una misión de rescate en el espacio, Jean casi muere al ser alcanzada por una misteriosa fuerza cósmica. Cuando regresa a casa, esa radiación la ha hecho más poderosa, pero mucho más inestable. Mientras lucha con la entidad que habita en su interior, Jean desata sus poderes de formas que no puede controlar ni comprender. Jean empieza a hacer daño a aquellos que más ama y empieza a destruir los lazos que mantienen unidos a los X-Men.

X-Men: Fénix Oscura con Magneto herido

X-Men: Fénix Oscura continúa con la estética y las apariencias de X-men: Primera generación.

Pero ya empezamos mal, porque vemos personajes como el profesor Xavier (James McAvoy) que está sobreactuado, muy forzado y chirría todo el rato. A Mística (Jennifer Lawrence) le colocan en papel de líder que no cuadra, parece muy forzado y no convence.  Pero, en cambio Sophie Turner, en el papel de Jean, hace una excelente interpretación, bastante bien cuadrada y perfilada todo el rato. Pero su papel no está profundizado, no sé lo que siente el personaje, está bastante desaprovechado pese a ser la protagonista, su mundo interior no está desarrollado y se echa en falta.

Leer
Capitana Marvel cambiará la conexión entre las películas de Marvel

X-Men: Fénix Oscura

Hay personajes que están por relleno, es como si los guionistas se hubieran olvidado de esos personajes y los hubieran metido ahí en el último momento. X-men: Fénix Oscura está tan centrada en Jean Grey que se olvidan de otros miembros. También la película se centra en la acción y drama y aparta al humor, haciendo X-men: Fénix Oscura una película más seria. Pero para ser la película final carece de la fuerza y energía que sí tenían las anteriores. La película carece de inspiración. En muchos momentos es un sinsentido en los que la película no arriesga, apuesta sobre seguro y falla estrepitosamente.

Los actores no le ponen ganas, una película del montón y en general es una oportunidad perdida para acabar la saga.

Leer
¿Habrá crossover entre Venom y Spider-Man en el cine?

¿Qué esperas de X-Men: Fénix Oscura? Cuéntanos tu opinión en los comentarios o en nuestras redes sociales.