fbpx Crítica de Wonder Woman 1984: ¿Merece la pena ir al cine a verla?
Críticas de cine Películas de DC Comics

Crítica de Wonder Woman 1984: ¿Merece la pena ir al cine a verla?

Crítica de Wonder Woman 1984

Por fin se ha estrenado la película Wonder Woman 1984 dirigida por Patty Jenkins y protagonizada por Gal Gadot, Chris Pine, Pedro Pascal y Kristen Wiig.

Después de muchos retrasos ya se ha estrenado Wonder Woman 1984, la secuela del gran éxito de 2017 que encumbró a la directora Patty Jenkins (Monster, I Am the Night) y convirtió en una súper estrella a Gal Gadot. Ahora podemos ver la esperada película que esta vez lleva la acción a los años 80 en medio de la Guerra Fría, en vez de a la Primera Guerra Mundial.

Antes de empezar con la crítica de Wonder Woman 1984, hay que recordar que hace falta tener fresca en la memoria la primera entrega. Ya que hay muchas referencias, sobre todo a la relación entre Diana Prince (Gal Gadot) y Steve Trevor (Chris Pine).

Sinopsis de la película:

La historia de Wonder Woman 1984 es muy sencilla, atención SPOILERS. Diana Prince ha estado combatiendo el mal en secreto todos estos años. Ella trabaja en el museo Smithsonian de Washington D. C. y allí conoce a Barbara Minerva (Kristen Wiig) una mujer un poco torpe a la que nadie hace caso. Después de que Wonder Woman consigue evitar un robo en una joyería, se recuperan unas piezas de arte muy antiguas. Entre ellas hay una piedra que parece que no tiene valor, pero en realidad concede el deseo más profundo de la gente.

Diana Prince desea volver a estar junto a Steve Trevor. Mientras que Barbara Minerva quiere parecerse a ella, sin saber que es una superheroína y que eso le otorga poderes, como velocidad y superfuerza. Mientras Max Lord (Pedro Pascal), un hombre de negocios que ha creado un timo piramidal, ambiciona ese poderoso objeto y se convierte en la piedra misma concediendo deseos a toda la gente. Pero cuando el mundo entero puede hacer realidad sus deseos, la civilización tal cual la conocemos cae. Ya ocurrió varias veces en el pasado y sólo Wonder Woman podrá evitar el desastre.

Crítica de la película:

Wonder Woman 1984 tiene una historia tan sencilla que era difícil que superara a la película original. Además le ha faltado un gran villano, ya que Max Lord es una especie de Lex Luthor pero con buen corazón y obviamente Cheetah no está a la altura. Tanto es así que para hacerle algo de daño, solo se les ha ocurrido que Diana Prince fuera perdiendo los poderes al más puro estilo Superman 2 (1980).
Aun así tiene momentos muy buenos como el gran inicio en la Isla de Themyscira, algunas de las escenas de acción, el retorno de Steve Trevor y comprobar cómo se adapta a los años 80.

Pero quizás lo peor de la película es que se hace algo larga, ya que le falta fuerza al guión, porque se ven las intenciones de todos los personajes muy al principio y luego solo son escenas de acción mezcladas con algunas de amor para llegar a la conclusión lógica. También hay muchos mensajes de que sucumbir ante los deseos es malo, aunque al menos te convencen de que hay que tener fe en la humanidad.

Lo más preocupante de Wonder Woman 1984 son algunos momentos cuando los efectos especiales de repente son muy malos. No ocurre en diferentes escenas, sino que en medio de una persecución de repente todo queda muy cutre y luego volvemos a momentos brillantes. Parece casi como si lo hubieran hecho a propósito mezclando efectos especiales actuales con los de los años 80. Además Cheetah está bastante mal recreada, sobre todo en la lucha final que se ve bastante oscura para que no se noten tanto los efectos, pero aun así es bastante decepcionante. Al menos la armadura dorada es bastante impresionante. Además dan ganas de que hagan una película de gran presupuesto de Los Caballeros del Zodiaco (Saint Seiya).

Los actores salvan la película.

Aunque el guión de Wonder Woman 1984 es bastante flojo, los actores Gal Gadot, Chris Pine, Pedro Pascal y Kristen Wiig están soberbios. Cada uno en su papel se muestran muy implicados e incluso Gal Gadot ofrece diferentes registros, ya que pasa de ser la gran superheroína de DC Comics a una mujer herida casi sin fuerza. Mientras que Kristen Wiig es todo lo contrario, ya que pasa de ser un desastre a una súper depredadora. Pero sin duda el que más destaca es Pedro Pascal, ya que se muestra desatado y podemos comprobar todo lo que puede ofrecer cuando no tiene un casco Mandaloriano tapándole la cara.

Es una lastima que no le tengan más cariño al DCEU.

Wonder Woman 1984 forma parte de un Universo Cinematográfico compartido pero a diferencia de Marvel Studios no hay casi referencias ni “easter eggs” que le gustan tanto a los fans. Ya sabemos que Warner Bros deja trabajar más libremente a sus creativos pero podrían mencionar algo de El Hombre de Acero (2013), Batman v Superman (2016), Liga de la Justicia (2017) o Aquaman (2018). Puede que sea algo complicado debido a que está ambientada en los años 80, pero aun así ni siquiera lo han intentado.

Pero… ¿Merece la pena ir al cine a ver Wonder Woman 1984? Aunque parezca mentira después de esta crítica, la respuesta es sí. Ya que nos hemos dejado lo mejor para el final y es su banda sonora. Ya que es apoteósica y los asientos de la butaca vibraban. Por lo tanto la película consigue con todos sus defectos, ser toda una experiencia gracias a la música de Hans Zimmer.

Por cierto, hay escenas post-créditos. Si quieres saber lo que se puede ver os lo dejamos este enlace.