Inicio Cine ‘Watchmen’ del cómic al cine

‘Watchmen’ del cómic al cine

741

Watchmen es un cómic escrito por Alan Moore, conocido también por títulos como From Hell, La Liga de los Hombres Extraordinarios, The Swamp Thing, V de Vendetta y Constantine, muchos de ellos llevadas al cine.

La relación de Alan Moore con Hollywood nunca ha sido buena. De V de Vendetta incluso pidió que se retirara su nombre de los títulos de crédito tras tachar el guión de porquería y de esta última, Watchmen, ha decidido hacer oídos sordos. El cómic fue dibujado por Dave Gibbons, conocido también por la saga de Martha Washington al lado de Frank Miller; y por los guiones de Batman vs. Depredador, ilustrado por Andy Kubert; de la miniserie World’s Finest DC’s, ilustrada por Steve Rude y por su colaboración con Stan Lee en el número de la serie de DC Comics Just Image dedicado a Linterna Verde.

Viñeta de Watchmen

Watchmen fue publicado por primera vez por DC Comics durante los años 1986 y 1987 como una serie limitada de 12 números. Inmediatamente fue aclamado como el mejor cómic de la Historia. Con posterioridad, las entregas fueron reimpresas en un único tomo que ayudó a popularizar el formato de novela gráfica.

Watchmen se convirtió en 1988 en la primera novela gráfica en conseguir un Premio Hugo, galardón otorgado a escritores de los géneros de ciencia ficción y fantasía. Además, es la única obra de su género que aparece en la lista elaborada en el año 2005 por la revista Time 100 Best Novels. 1923 to the present, que incluye una selección de cien novelas en lengua inglesa publicadas desde el año 1923.

Este éxito no paso desapercibido para el productor Lawrence Gordon que en 1986 adquirió los derechos para la Fox. Tildada como película imposible de filmar, tras varios proyectos cancelados, y en los que sonaron directores como Terry Gilliam (Brazil, El Barón de Munchausen), Darren Aronofsky (Pi, Réquiem por un sueño, La fuente de la vida), Paul Greengrass (el responsable de la saga de Bourne) fue finalmente Zack Snyder quien se hizo con el proyecto, tras cosechar un gran éxito con 300, película basada en un cómic de Frank Miller.

Watchmen

Richard M. Nixon estuvo en Dallas, Texas, el 22 de noviembre de 1963, el día en el que el Presidente John F. Kennedy fue asesinado, por lo que se sospechó que El comediante, guardaespaldas de Nixon ese día, pudo tomar parte en el magnicidio. Tras ser elegido presidente en 1968, Nixon pide al más poderoso de los superhéroes, el Dr. Manhattan, que intervenga en la guerra de Vietnam, con objeto de garantizar la victoria de los Estados Unidos. Con la derogación de la 22 ª Enmienda y el sospechoso asesinato de los periodistas del Washington Post, Bob Woodward y Carl Bernstein (en el que también se sospecha de la implicación del Comediante), que, de otro modo, habrían sacado a la luz el escándalo Watergate, Nixon es reelegido en varias ocasiones, y todavía sirve como Presidente en 1985, cuando los acontecimientos de Watchmen se desarrollan.

En este escenario, se relata la historia los hechos que rodean el misterioso asesinato de El comediante, un ex-miembro del grupo de superhéroes conocido como Watchmen. Su antiguo compañero, Rorschach (un vigilante paranoico cuyo rostro está cubierto con una máscara manchada con tinta negra), se propone descubrir a los asesinos. A medida de que avanza la historia, se va conociendo mejor a El Comediante y al resto de los Watchmen mediante flashbacks que nos irán revelando la personalidad y la trayectoria vital de cada uno.

Watchmen presenta a los superhéroes como gente corriente que debe enfrentarse a sus propios conflictos éticos y a sus problemas personales, y que luchan contra sus trastornos y fracasos y que, con la notable excepción del Dr. Manhattan, carecen por completo de superpoderes. Son 155 minutos de planos impresionantes cargados de mucha acción y violencia, no apta para menores. La fotografía y los efectos especiales son increíbles. En cuanto a la estética, a excepción del vestuario, es muy comiquera y fiel, con algunas escenas que parecen un calco de las viñetas originales. La película es muy fiel al cómic aunque quizás aquellos que lo hayan leído echen de menos algunas cosas, que seguro podremos ver en alguna edición especial. Sin duda, el personaje de Rorschach es lo mejor de la cinta. La música me parece acertada, usando temas propios del año en el que se está produciendo la acción.

En definitiva mis reverencias a Zack Snyder por tan impresionante trabajo, aunque contando con tan buenos story boards, cualquiera.

Artículo anteriorBienvenidos a Cinemascomics.com
Artículo siguienteLa exposición ‘Star Wars: The Exhibition’ en Madrid
Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.