Inicio Cine Tráilers de cine CRÍTICA DE UN GOLPE DE ALTURA: DIVERTIDO ROBO EN UN EDIFICIO

CRÍTICA DE UN GOLPE DE ALTURA: DIVERTIDO ROBO EN UN EDIFICIO

1053

El director de cine Brett Ratner vuelve al género que mejor sabe hacer, es decir, a las comedias de acción, muy al estilo de su trilogía “Hora punta”.

Con “Un golpe de altura” consigue demostrar su buen hacer como realizador ya que la dosis de acción y diversión están aseguradas, además se junta con un gran grupo de actores, como los veteranos en este tipo de films Ben Stiller (“Noche en el museo”, “Tropic Thunder: ¡Una guerra muy perra!”), Eddie Murphy (“Atrapado en un pirado”, “Superdetective en Hollywood”), junto con Casey Affleck (“Ocean’s Eleven. Hagan juego”, “El demonio bajo la piel”) y Michael Peña (“Invasión a la Tierra”, “Shooter”).

“Un golpe de altura” trata sobre unos trabajadores de uno de los edificios de viviendas más exclusivo de New York, que son timados al ceder sus pensiones a un gran hombre de negocios de Wall Street, al quedarse sin trabajo Josh Kovacs (Ben Stiller) decide recuperar su dinero robando la caja fuerte del ático en lo más alto del edificio que es inexpugnable.

Crítica: “Un golpe de altura” es el típico film para pasar el rato, del que Brett Ratner sabe muy bien hacer, después de su intento fallido en una gran superproducción como “X-men 3: La decisión final”, vuelve a dirigir una película que es exactamente lo que promete, es decir, diversión y buena dosis de acción, sobre todo cuando están intentando el robo, ya que hay escenas de auténtica tensión.

Los actores están muy acertados, básicamente por que hacen los papeles que mejor suelen interpretar como si el guión estuviera pensado para ellos en vez de que ellos se tuvieran que adaptar a sus exigencias, es decir, Ben Stiller hace de un buen hombre ante una situación que parece que le supera y que tiene que lidiar con ella, exactamente igual que “Noche en el Museo” o “Los padres de ella”, así como Eddie Murphy que hace de charlatán enteradillo como podría ser su carismático detective Axel Foley de “Superdetective en Hollywood”. El que parece un poco desaprovechado es Matthew Broderick ya que pasa sin pena ni gloria en un papel que no le hace lucir demasiado. Lo compensa Michael Peña el hombre que le da un toque latino a la cinta que tiene los gags más divertidos.

En conclusión le doy un 7/10, un sencilla película con comedia y acción que se digiere rápido y sirve para pasar el rato.