Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘Tomb Raider’: Alicia Vikander logra lo imposible como Lara Croft

Crítica de ‘Tomb Raider’: Alicia Vikander logra lo imposible como Lara Croft

Ya hemos podido ver el reboot de ‘Tomb Raider’ (2018) con Alicia Vikander como Lara Croft y aquí tienes nuestra crítica, ¡completamente libre de spoilers!

No sería descabellado decir que el reboot de ‘Tomb Raider‘ protagonizado por Alicia Vikander es la mejor adaptación de un videojuego en la gran pantalla. Tampoco sería descabellado decir que, salvo contadas excepciones como ‘Silent Hill‘ y -para unos pocos- ‘Warcraft: El origen‘, el mundo del videojuego ha sido duramente maltratado por la industria cinematográfica. Los precedentes de Lara Croft en el séptimo arte son recordados por la versión de “mujer imposible” a la que sometió Angelina Jolie al personaje. Nadie se acuerda de la poca identidad que tanto el personaje como las dos películas tienen en comparación con la nueva ‘Tomb Raider‘. Una película que partía con tres hándicaps muy bien definidos: las malas críticas recibidas, la mala experiencia con la reciente ‘Assassin’s Creed‘ y la autoridad de un director prácticamente desconocido.

Crítica de Tomb Raider (2018): Alicia Vikander logra lo imposible como Lara Croft

Para los más cinéfilos, los muy, muy cinéfilos, Roar Uthaug es el director de la noruega ‘La ola (Bölgen)‘. Toda su filmografía, hasta la llegada de ‘Tomb Raider‘, está asociada al país noruego y con un eclecticismo sorprendente, que varía de ‘Flukt: En los tiempos de la peste‘ a ‘La montaña mágica‘ o ‘Cold Prey: Fanáticos del Snow‘. En definitiva, Uthaug se ponía al frente de un proyecto que Warner Bros. Pictures se jugaba a una sola carta: Alicia Vikander. Vikander llegaba con un Oscar a Mejor Actriz Secundaria en su bolsillo por su trabajo en ‘La chica danesa‘ y por haberse convertido en un icono de la ciencia ficción tras ponerse al servicio de Alex Garland en ‘Ex Machina‘. Su anecdótico paso por la saga de Jason Bourne fue la llamada a la puerta de los blockbusters y ‘Tomb Raider‘ se le puso a tiro gracias al reinicio que la franquicia de videojuegos sufrió en 2013 y que colocaba a la actriz en una posición estratégica para ser la nueva Lara Croft cinematográfica. [Ver imagen de arriba]

Alicia Vikander plantó cara a la guionista de ‘Tomb Raider’ para que el proyecto no fuera una comedia de acción y tuviera un tono más serio.

Con ese cóctel tan extremista compuesto por un director desconocido y una actriz emergente, Warner Bros. Pictures fijó un presupuesto de 94 millones y empezó a trabajar. Las cosas empezaron a ponerse serias cuando Alicia Vikander plantó cara a la guionista del filme, Geneva Robertson-Dworet, quien pretendía hacer una comedia de acción sin tener en cuenta la verdadera identidad que está detrás del personaje de los videojuegos. La actriz, amante de la saga desde pequeñita, lanzó un órdago: o seriedad o nada de contar con Alicia Vikander en el proyecto. Y así comenzó la reescritura de Alastair Siddons. Una reescritura basada en el videojuego de 2013 como piedra angular, aunque con evidentes variaciones para adaptar la historia a una versión cinematográfica.

Crítica de Tomb Raider (2018): Alicia Vikander logra lo imposible como Lara Croft

Tomb Raider‘ funciona mejor que sus predecesoras porque la identidad y el cariño del personaje han sido trasladados con suma fidelidad a la gran pantalla. El trabajo de guion se potencia y multiplica por mil gracias a una Alicia Vikander fuera de sí, convencida, consciente de que ella era el noventa por ciento del éxito del proyecto. Es cierto que los personajes secundarios, a excepción de ese hierático villano caracterizado por Walton Goggins, brillan por su ausencia. Pero esta es la historia de Lara Croft, una Lara Croft que convence por su cercanía a la construcción mitológica de Bruce Wayne y por ese carácter sincero que desprende la inamovible mirada de Vikander. Y que se sostiene con una facilidad pasmosa en el primer tercio de la película.

Todo lo que puede hacer Lara Croft en los videojuegos lo puede hacer en ‘Tomb Raider’: superar obstáculos de acción, resolver puzzles y practicar la infiltración.

Es en el segundo cuando la película se ve obligada a tender hacia los clichés típicos del género. No obstante, aquí la acción se desarrolla con inteligencia, en contraposición al desastroso intento de ‘Assassin’s Creed‘ por ser fiel al videojuego. ‘Tomb Raider‘ va mezclando la superación de obstáculos como saltos, carreras, caídas, etc., con la resolución de puzzles e incluso una pantalla de infiltración. Todo lo que puede hacer Lara Croft en los videojuegos lo hace Lara Croft en la película. Y lo hace con un parecido con el videojuego asombroso, diseños de producción pulidos que tienen el fan service justo para que el espectador que viene de dicha plataforma quede satisfecho y no tienda hacia el tedio o la exasperación. El recurso fácil. Mención aparte merece la aportación de Junkie XL en la banda sonora que, aunque menos original que sus trabajos previos, logra atrapar al espectador generando tensión y manteniendo el tono y el enfoque que cada escena necesita.

Crítica de Tomb Raider (2018): Alicia Vikander logra lo imposible como Lara Croft

En definitiva, ‘Tomb Raider‘ es una gran película de acción y una adaptación muy fiel de los videojuegos de la saga. Alicia Vikander ha puesto toda la carne en el asado para que sea así y lo ha conseguido. Ha logrado lo imposible y, tras ese maravilloso final que hará las delicias de todo amante de Lara Croft, ha dejado la puerta tremendamente abierta para que Warner Bros. Pictures abra una nueva franquicia cinematográfica.


Reseña Panorama
Crítica de 'Tomb Raider' (2018)
David Lorao
Hago cosas. Puedes encontrarme en Twitter como @goonielor.

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry that something went wrong, repeat again!