Inicio Cine Críticas de cine Crítica de TIBURON 3D: LA PRESA. Por Enrique Abenia

Crítica de TIBURON 3D: LA PRESA. Por Enrique Abenia

468

Crítica de la película de terror Tiburón 3D: La presa.


TIBURÓN 3D
Nuestro colaborador Enrique Abenia que estrena blog benditacinefilia.wordpress.com, nos trae la crítica de “Tiburón 3D: La presa”.

No solo hay comida ‘fast food’, también se producen películas de consumo rápido, carne de multisala, a poder ser en 3D, para espectadores que buscan un entretenimiento pasajero. En sí, esa estrategia comercial no tiene nada malo; el problema llega cuando la mercadotecnia pervierte el contenido y vende filmes de dudosa calidad. ‘Tiburón 3D. La presa’ se promociona como una obra de terror ‘gore’ y, a priori, el público puede pensar que encontrará en ella lo que demanda del subgénero. Sin embargo, hallará un largometraje aburrido y ridículo cuyo marco de exhibición debería ser la televisión y no el cine.

‘Tiburón 3D. La presa’ se desarrolla de forma previsible, por lo que el interés del público enseguida se desvía hacia la espectacularidad y violencia de las muertes, pero, por desgracia, estas resultan sosas y decepcionantes, con un formato tridimensional que no aporta nada. Tampoco contribuyen a mejorar el nivel unos diálogos de chiste (la justificación de los malos es realmente risible), unas actuaciones mediocres y una dirección rutinaria y sin alma. Y qué decir de los efectos visuales. El humor o la parodia podrían haber sido una salida, si bien le falta ironía.

La película no da lo que promete y se hace pesada (tarda más de 20 minutos en entrar en materia). Más le valdría a David R. Ellis, el director, volver a los tiempos de ‘Cellular’ o, incluso, de ‘Serpientes en el avión’.

Puntuación: 2/10

Artículo anteriorBox office USA: Nadie puede con ‘El gato con botas’
Artículo siguienteJustin Timberlake es Will Salas en In Time
Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.