Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘Terminator: Génesis’: Innecesario e insuficiente reinicio

Crítica de ‘Terminator: Génesis’: Innecesario e insuficiente reinicio

2443

Ya hemos podido ver ‘Terminator: Génesis’ y os ofrecemos la crítica del film.

El próximo viernes 10 de julio se estrena en las salas de cine españolas la nueva película Terminator: Génesis, con un reparto de nuevo encabezado por Arnold Schwarzenegger, pero que incorpora a Emilia Clarke (Juego de Tronos), Jason Clarke (El Amanecer del Planeta de los Simios), Jai Courtney (Escuadrón Suicida), J.K. Simmons (Whiplash), Lee Byung-Hun (Red 2) y Matt Smith (Doctor Who).

En esta ocasión, este reinicio está dirigido por Alan Taylor, el mismo que ha dirigido capítulos de Juego de Tronos y que salió escaldado de su relación con Marvel Studios después de rodar ‘Thor: El Mundo Oscuro’. En esta ocasión, el guión lo firman Laeta Kalogridis y Patrick Lussier.

Terminator: Génesis

En cuanto al argumento, es de sobra conocido por los fans de la saga creada por James Cameron y maltratada por Jonathan Mostow y McG. De esta forma, la historia vuelve a contarnos cómo John Connor (Jason Clarke) lidera a la Resistencia Humana para derrotar a Skynet en el 2029 y vencer a las máquinas. Pero viendo su derrota, Skynet mandará un terminator al pasado para matar a Sarah Connor (Emilia Clarke) antes de que dé a luz a John, y asegurar así la victoria de las máquinas. Pero John envía a su hombre de confianza, Kyle Reese (Jai Courtney), al pasado para proteger a la madre de su líder, pero nada será como se lo había contado.

Así arranca este reboot de las dos películas de James Cameron, que utilizan las dos partes filmadas por el director de Avatar como pasado alternativo, y contando un nuevo presente modificado debido a que un primer terminator (Schwarzenegger) llegó a 1973 para proteger a una jovencísima Sarah, convirtiéndose en su protector y transformándola en una guerrera, y no en la inofensiva damisela que Kyle Reese esperaba encontrar, es decir, tal y como era Linda Hamilton en ‘Terminator’ (1984).

De esta forma, empiezan los continuos guiños a las películas originales, mientras proceden a venerar lo realizado por Cameron y a erradicar cualquier rastro sembrado por ‘Terminator 3: La Rebelión de las Máquinas’ o ‘Terminator: Salvation’. Así, en las continuas referencias a las dos primeras entregas, encontramos los mejores momentos de este reinicio innecesario e insuficiente, que no consigue eclipsar la labor de James Cameron, pero que al menos consigue aliviar un poco el malestar generado por las otras continuaciones de la saga. Es decir, nos encontramos ante una secuela de ‘Terminator 2: El Juicio Final’ más digna que la tercera entrega realizada hace 12 años.

Las líneas temporales de Terminator: Génesis hace difícil de seguir la trama.

Junto a esto, nos encontramos ante un verdadero quebraderos de cabeza en cuanto al tratamiento de las líneas temporales, ideadas para sorprender al espectador, pero que sólo consigue distraerle de la trama principal, carente de toda inventiva y originalidad. Así pues, más allá de los destrozos al relato original fruto de esta reinterpretación del pasado de Sarah Connor, poco queda que sea destacable, más allá de un Schwarzenegger que sigue siendo lo mejor de la franquicia, aunque aquí adopte un rol más secundario, en favor de una Emilia Clarke y un Jai Courtney muy alejados de poder eclipsar a sus homónimos en la versión original. Por no hablar de cierto destrozo a un personaje icónico y emblemático, que no mencionaré para evitar así spoilers innecesarios.

Por todo ello, ‘Terminator: Génesis’ se presenta como un reinicio innecesario, pero con mejor resultado de lo que ofrecieron ‘Terminator 3: La Rebelión de las Máquinas’ o ‘Terminator: Salvation’. Aún así, lejos queda del nivel de maestría emprendido por James Cameron, dado que pocas (o ninguna) escena de esta cinta pasará a los anales de la historia del cine.

Síguenos en Twitter: @cinemascomics y @EduQuintana16