Inicio Cine Críticas de cine Crítica de ‘Star Trek en la oscuridad’. ¿Quién dijo que las segundas...

Crítica de ‘Star Trek en la oscuridad’. ¿Quién dijo que las segundas partes nunca fueron buenas?

778
Imagen de Star Trek en la oscuridad
Alice Eve y Chris Pine en una escena de Star Trek en la oscuridad

‘Star Trek en la oscuridad’ cuenta con la dirección del aclamado   J.J. Abrams que ha sido productor de series como “Perdidos” o “Alcatraz” y de películas como Misión imposible: Protocolo fantasma ySuper 8. El guión es de Roberto Orci , Alex Kurtzman y Damon Lindelof. Cuenta con la interpretación de Chris Pine (Kirk) , Zachary Quinto (Spok) , Zoe Saldana (Uhura) y Benedict Cumberbatch (John Harrison).  La productora es Paramount Pictures.

John Harrison (Benedict Cumberbatch) es un supersoldado mejorado genéticamente que atenta contra la flota estelar. Al capitán Kirk se le encomienda la misión de dirigirse, con la nave Enterprise, en su búsqueda para su eliminación, pero este se encuentra en el planeta de los Klingon en un ambiente prebélico, lo que puede provocar que estalle definitivamente la guerra. Una vez localizado, al capitán  Kirk le entran dudas sobre su misión y tiene que averiguar si las intenciones de la flota son correctas y si Harrison es tan malvado como se le presenta.

‘Star Trek en la oscuridad’ de  J.J. Abrams cuenta con unos asombrosos efectos especiales y con una gran cantidad de acción. Se mantiene el espíritu de la serie original de ciencia ficción estadounidense creada por Gene Roddenberry de 1966, aunque con unos personajes más rejuvenecidos, y con unos efectos visuales nunca soñados por su creador. El joven capitán Kirk es más impulsivo que su predecesor aunque continúa haciendo las cosas a su manera, y parece tener más comportamiento de vulcano que el anterior, mientras que Spok parece menos vulcano y más humano. Parece que después de tantos años la pareja Kirk  y Spok han invertido por unos momentos los papeles. El actor de moda Benedict Cumberbatch protagonista de la serie “Sherlock” ha bordado la interpretación de Khan, el superhombre mejorado genéticamente que hace de villano. La película supera a la primera entrega en todo, tanto en efectos especiales, como en escenas de acción, momentos dramáticos y en entretenimiento. Comparada con las antiguas películas de Star Trek, hay muchas más acción y no hay momentos muertos en los que echarse una cabezadita como en las predecesoras. Por decir algo a favor de las anteriores se ha perdido algo de solemnidad y de seriedad en los personajes, y la nave Enterprise no impresiona tanto como en las antiguas versiones. El lento despegue de la nave en la que se podía apreciar su majestuosidad y su grandeza se ha sustituido por una rápida partida de la nave que desaparece vertiginosamente aunque de forma espectacular, y esta parece más un juguete hecho por ordenador que su predecesora hecha en maqueta. Aun así esta nueva saga es mucho más entretenida y vistosa para los nuevos fans que han surgido de Star Trek.