Noticias / Cine / Críticas de cine / Crítica de Sin tiempo para morir: La mejor de la era Daniel Craig
Críticas de cine

Crítica de Sin tiempo para morir: La mejor de la era Daniel Craig

critica sin tiempo para morir

Después de muchos retrasos ha llegado a los cines Sin tiempo para morir y la espera ha valido la pena, ya que es una gran despedida del James Bond de Daniel Craig.

Sin tiempo para morir (No Time to Die) tiene todos los elementos por los que se ha distinguido la saga protagonizada por Daniel Craig, ya que está repleta de acción trepidante, personajes secundarios a la altura y un protagonista que lo da todo para dejar el nombre de James Bond en los más alto. Si te gustaron las anteriores entregas, no te pierdas esta película ya que así podrás cerrar esta etapa del agente secreto más famoso del cine.

Aunque durante el rodaje hubo ciertos rumores sobre diferentes disputas entre el director Cary Joji Fukunaga, el actor Daniel Craig y los productores, el resultado no puede ser mejor y a pesar de que dura 165 minutos en ningún momento se hace larga y además tiene algunas de las escenas de acción visualmente más impactantes del año.

La película Sin tiempo para morir ha contado con un reparto estelar formado por Daniel Craig como James Bond, Léa Seydoux como Madeleine, Rami Malek como Lyutsifer Safin, Lashana Lynch como Nomi, Ralph Fiennes como M, Ben Whishaw como Q, Naomie Harris como Moneypenny, Rory Kinnear como Tanner, Jeffrey Wright como Felix Leiter, Billy Magnussen como Logan Ash, Christoph Waltz como Blofeld, David Dencik como Valdo Obruchev, Ana de Armas como Paloma, Dali Benssalah como Primo (Cyclops) y Lisa-Dorah Sonnet como Mathilde.

La historia es sencilla pero efectiva.

Sin tiempo para morir comienza con James Bond (Daniel Craig) pasando un tiempo romántico junto a Madeleine (Léa Seydoux), pero las garras de la malvada organización Spectre son muy alargadas y le atacan. Él piensa que su amada le ha traicionado y la abandona a la vez que decide jubilarse y desaparecer del mapa. Pero cinco años después Spectre roba tecnología muy peligrosa que en malas manos podría aniquilar a cualquier persona en cuestión de segundos. Así que el agente de la CIA Felix Leiter (Jeffrey Wright) le pide ayuda al jubilado James Bond para que encuentre a un científico desaparecido llamado Valdo Obruchev (David Dencik). En ese momento comienza su nueva misión donde descubrirá que Spectre no es la mayor amenaza, si no que existe alguien con una sed de venganza insaciable que quiere arrasar con la vida humana en la Tierra.

Además todas las pistas llevan a Madeleine. Por lo que James Bond deberá reunirse con la mujer que tanto amó y por la que lo abandonó todo. La situación se complicará por la maraña de secretos que se irán desvelando a cada paso que da el protagonista.

Crítica de Sin tiempo para morir.

Lo mejor de la película sin duda es que reúne todos los elementos clave que han hecho a la saga de Daniel Craig exitosa, además se le suma una banda sonora genial de Hans Zimmer que en algunas ocasiones recuerda a El Caballero Oscuro, pero que acompaña muy bien a la acción. Aunque sin duda lo más impactante es que la película tiene un final que sirve de despedida, curiosamente cuando James Bond encuentra algo que cambia todo aquello que representa el personaje.

La figura del agente 007 siempre ha sido la de un héroe de acción, mujeriego y un tanto individualista, pero ahora le han dado una razón por la que vale la pena cambiar su forma de ser y sacrificarse. Incluso acepta que le acompañen en los momentos finales y que Nomi (Lashana Lynch) sea la actual 007. Ya que ha obtenido este «doble 0», desde que James Bond se jubiló. Algo que sirve para poner humor en algunos momentos.

crítica sin tiempo para morir

Aunque si algo hay que no está del todo a la altura es Lyutsifer Safin, interpretado por Rami Malek, ya que es típico villano de James Bond con un plan absurdo de aniquilación que simplemente es malo porque quiere vengarse de todos. La actuación de Rami Malek es buena, pero falla el planteamiento, le falta algo de fuerza para que realmente esté al nivel del protagonista. En todo momento da la sensación de que sus planes fracasarán, por tanto es más un estereotipo de «malvado» que un personaje que realmente del que puedas entender bien sus motivaciones o incluso empatizar algo con él.

Conclusión:

Sin tiempo para morir es sin duda una película que hará disfrutar a todos los fans del personaje y de las películas de acción con un final muy satisfactorio. Aunque seguramente se disfruta más si se tienen recientes en la memoria las otras películas de la saga como Casino Royale (2006), Quantum of Solace (2008), Skyfall (2012) y Spectre (2015), ya que menciona algunos personajes del pasado que si no recuerdas bien, puede que te pierdas en algún momento de la historia. Aunque por lo general está todo muy bien contado. Pero sobre todo deja el listón muy alto para el próximo actor que sustituya a Daniel Criag como James Bond.

¿Os ha gustado la película tanto como a nosotros? Podéis dejar vuestra crítica de Sin tiempo para morir en la sección de opinión.